jueves. 29 octubre 2020

Todos los secretos más íntimos de Dulceida, al descubierto sin censura

Vital y muy positiva, la ‘influencer’ ha realizado una de sus publicaciones más personales en la que habla de manías, predilecciones y sus rasgos más característicos.


Aida Domènech o, lo que es lo mismo, Dulceida, una de las ‘influencers’ más destacadas de nuestro país. A sus 30 años, la catalana cuenta con un fiel séquito de fans que sigue atentamente sus andanzas a través de las redes. A golpe de ‘click’, la joven nos descubre habitualmente su día a día, pero ahora ha realizado una de sus publicaciones más íntimas y personales donde se desnuda por completo.

Sus 2,8 millones de fans la conocen bien y sabrán que su signo del zodiaco es Escorpio «por los pelos, pero lo soy mucho 🦂. Tengo mucha paciencia», reconoce. Añade que es una persona sensible, una cualidad que en ocasiones esconde, pero también revela que es una «llorona de nacimiento». Se define como «cabezota», esa faceta en ocasiones algo testaruda no hace mella en uno de los aspectos fundamentales de su personalidad: «Me gusta perdonar y pedir perdón». Siempre exigente y muy luchadora, en ocasiones aflora su perfil más bruto. «Mandona inconscientemente», añade sobre sí misma.

Dulceida es una mujer vital y muy positiva que adora los atardeceres con música y bailar. También cantar en la ducha. En una buena tarde de cine, siempre elegiría una «comedia romántica», uno de sus géneros favoritos, sin embargo, no le gustan nada las películas de miedo. Le encanta recorrer el mundo, viajar es una de sus principales aficiones con la que se siente completamente «libre», sobre todo cuando le permite conocer gente nueva. En cuanto a su físico, destaca un detalle clave de su sonrisa sin el que no sería la misma: «Me encantan mis dientes de conejito, o como diría Romeo de ratón🐰».

Adora los lunares

Respecto a sus manías más personales, no soporta que le toquen el ombligo y adora palpar orejas frías, pero no le gustan las cosquillas. Otra de sus predilecciones son los lunares: «Los del cuello de Alba más», afirma sobre su mujer con quien contrajo matrimonio hace cuatro años.

Nació en Badalona, el 23 de octubre de 1989 y es una mujer de mar a la que le encantan las mazorcas de maíz en las barbacoas que hace su padre. Busca siempre «absorber lo bueno de los demás y mejorar cada día». En constante aprendizaje, a la ‘influencer’ le resulta «súper bonito alegrarse del éxito ajeno». Los sueños son una constante en su vida, por ello reconoce que sueña tanto durmiendo como despierta.

Otras de las curiosidades sobre Dulceida es que se inventa palabras, su bebida favorita es el agua, se chupa el dedo desde que nació, le duele constantemente la espalda y siempre quiere maquillar y peinar a sus amigas.

 

X