Por culpa de un percance con su voz, la exconcursante de ‘La isla de las tentaciones’ ha pasado verdaderos apuros para comunicarse con sus seguidores.


Susana Molina ha sufrido un percance que le ha impedido ponerse en contacto con sus seguidores. La ex de Gonzalo Montoya se ha quedado sin voz. Una afonía total que, a pesar de su gravedad, no le ha impedido ponerse en contacto con sus seguidores. A pesar de los apuros que ha pasado para comunicarse, la joven ha encontrado la manera de expresarse.

«No puedo hablar»

«Quiero contaros un montón de cosas y no tengo voz», ha señalado la murciana en su cuenta de Instagram. Una frase que ha pronunciado con apenas un hilo de voz. «Como no puedo hablar voy a hacer una ronda de preguntas», añadía. Hacía falta leer sus labios para poder comprender lo que decía, pero gracias a sus esfuerzos por vocalizar de manera acentuada ha logrado emitir algunas frases. Enseguida, su legión de ‘followers’, formado por 967.000 usuarios, ha mostrado su preocupación por su estado. «¿Por qué no puedes hablar?», le preguntaba una seguidora. La amiga de Anabel Pantoja respondía, sincera: Por «cambios de temperatura, cantar y dormir poco».

Los consejos de sus fans para que se recupere

Otro de sus admiradores le enviaba unas sencillas pautas para mejorar su afonía. «Soy logopeda especializado en voz y admirador tuyo», le decía. «Que puedas teer en casa y te ayuda a recuperar la voz, lo mejor es hidratarte mucho bebiendo agua y hacer vahos (llevas agua a ebullición y respiras ese vapor durante unos 10 minutos). Luego hay un ejercicio que me encanta con un tubo, que si tienes pajitas también sirve. Consiste en meter la pajita debajo del agua y decir ‘U’ con burbujas, primera mantenida, luego entrecortada, imitando el sonido de un coche de policía y el sonido de una ambulancia. ¡Espero que te ayude!». Susana Molina aseguraba estar haciendo todo lo posible por recuperar la palabra lo antes posible.

Su sonada y polémica fiesta a la que también fue Omar Montes

Recientemente, Susana Molina ha sido noticia debido a su presencia en una fiesta que despertó una oleada de críticas. Una congregación en Madrid a la que acudieron otros rostros conocidos. Entre ellos, Omar Montes, con quien la joven ha colaborado como modelo en uno de sus vídeos musicales. La fiesta, a la que acudió un centenar de personas, era de carácter ilegal: se producía cuando la capital española se encontraba en Fase 2 y entonces solo se permitían las reuniones de hasta 15 personas.

Tras el incidente, el ‘iluminati’ pedía disculpas de manera pública. «Lamento mucho la situación en la que me vi envuelto ayer y pido perdón a todas las personas que con razón, se hayan sentido ofendidas por mi comportamiento irresponsable. Estamos viviendo una situación muy difícil y reconozco que ayer no actúe de la forma adecuada y lo que hice, no es un buen ejemplo para toda la gente que me sigue y disfruta con mi música», escribía en su cuenta de Instagram.

El perdón de Susana Molina ante «un error muy grande»

Susana, por su parte, también entonaba el ‘mea culpa’. «Esto no es una justificación, sino un perdón. Grabé un videoclip y me invitaron a presentarlo. No éramos conscientes de lo que nos encontraríamos allí. Ha sido una irresponsabilidad por mi parte y necesito pediros perdón al igual que hice con mi familia y amigos porque así lo siento. Como todos vosotros he pasado tres meses en casa cumpliendo las normas y siento que con esto he defraudado a mucha gente», explicaba en su cuenta de Instagram. «Sé que nada de lo que haga va a ser suficiente. Lo siento muchísimo. Estoy súper arrepentida. Hay muchas cosas que me gustaría aclarar pero justificarme ahora no sirve para nada».

Ante el aluvión de críticas recibidas por acudir a una fiesta ilegal, la joven confesaba que sus seres queridos la habían reprendido con dureza. «Todo lo que me digáis vosotros ya me lo han dicho y de forma más dura. No pretendo ser un referente para nadie. Me equivoco muchísimo y esto ha sido una más, un error muy grande», admitía. Esta honestidad y la cercanía con la que suele mostrarse en sus redes sociales han logrado que Susana Molina sea una de las ‘influencers’ más aclamadas en las plataformas digitales.