El motivo por el que el colaborador ha decidido abandonar la televisión no es para descansar, sino porque va a someterse a un implante capilar.


Tras anunciar el pasado fin de semana que se retira de la televisión, José Antonio Avilés ya sabe a qué dedicará su tiempo libre ahora que se mantendrá alejado de la pequeña pantalla. No se recluirá en su Córdoba natal, no. Tampoco tiene intención de permanecer inactivo. Más bien estará bastante ocupado…

Este fin de semana, en el programa de Emma García, donde ha trabajado como colaborador, el exconcursante de ‘Supervivientes’ anunciaba que ya no iba a trabajar más en televisión y abandonaba su puesto. «Me marcho, hoy es mi último día en televisión», explicaba. «Ya no puedo más», admitía. El andaluz señalaba que regresará cuando se encuentre al cien por cien y sienta que haya recuperado la energía para sentarse nuevamente en un plató. Una decisión que la presentadora y otros compañeros de programa aplaudían, al considerarla acertada.

El joven recordaba en ‘Viva la vida’ que viajó a los Cayos Cochinos para poner distancia con conductas que tantos dolores de cabeza le han ocasionado: «Que yo dijese que soy un drogadicto de la mentira no quiere decir que esté enfermo. Me fui a Honduras porque necesitaba desintoxicarme de esa vida que yo llevaba». Después de tres meses alejado de su familia y sus seres queridos en Honduras Avilés desea ahora un poco de tranquilidad y marcar una distancia del ojo del huracán en el que ha estado en las últimas semanas. El revuelo mediático que se encontró a su regreso a España, bajo acusaciones de supuestas deudas y estafas, han minado sus fuerzas.

«Está bastante agobiado»

«A veces los sueños hay que dejarlos partir y emprender nuevas aventuras», escribía en sus redes sociales este fin de semana. A su post, acompañado de la canción «Vuela», la canción de Cepeda. A la vista de sus palabras, todo parece indicar que Avilés está firmemente decidido a hacer mutis por un tiempo.

Sin embargo, no es esto lo que creen en ‘Sálvame’. José Antonio León, reportero del espacio, ha grabado imágenes de Avilés legando a su domicilio. Aunque llevaba el rostro cubierto por una mascarilla, se mostraba serio y no hacía declaraciones. Tras su fugaz encuentro con el colaborador, el reportero se ha hecho eco de los rumores que explican la inesperada marcha de Avilés de la televisión. “Se ha filtrado que es toda una estrategia, que finalmente se va a poner un trasplante capilar y que volverá cuando pase la tormenta con sus cabellos dorados al viento y cuando todo esté más templado”.

León admitía que Avilés está «bastante agobiado con toda la situación», pero que la dificultad de Avilés como personaje es saber «a cuál te crees, si al que está detrás de cámara o al que tiene la capacidad de crear contenido de sí mismo, no solo en positivo sino con el drama y con todo lo que le sucede».

«No quiere salir en la tele con la cabeza hinchada»

«Se va a hacer un implante capilar, y se va de la televisión por eso. No quiere salir en la tele con la cabeza hinchada«, añadía el reportero. «Volverá cuando haya pasado la tormenta con sus cabellos dorados al viento y cuando esté todo más templado». Por su parte, los colaboradores se han aventurado a poner fecha a su retorno televisivo: «Cuando se recuperé, volverá. Le doy máximo 18 días, que es el tiempo que tarda en bajarse la hinchazón«, decía Rafa Mora. El resto coincidía que en una semana aproximadamente podría planear su vuelta.

Joaquín Prat apuntaba esta mañana en ‘El programa de Ana Rosa’ que, en efecto, las intenciones de Avilés no son reponerse en modo alguno del estrés que supone su exposición a los medios, sino hacer más frondosa su cabellera. Algo que han hecho otros compañeros de la cadena, como Víctor Sandoval.

¿Se sentará José Antonio Avilés en ‘Sábado Deluxe’?

Sobre su posible visita a ‘Sábado Deluxe’, José Antonio Avilés ha revelado que se lo han propuesto, pero que ha dicho «rotundamente que no«. Poco después se conocía que la dirección del programa cuenta con unos audios del tertuliano en el que se ofrece a sentarse en dicho programa y a la vez pedía que las negociaciones quedaran en secreto para que no se enteraran los directores de ‘Viva la vida’. «No me importa ir si está bien pagado y las condiciones que se ponen. Yo quería llamarte desde el primer día que llegue a España, cuando tenga los papeles hablaré. Te lo daré todo allí, te haré hasta la cabra«, manifestaba el cordobés a la dirección del programa de Mediaset. Incluso ponía a su disposición a Carmen, su madre, para que la entrevista resultara más atractiva.