La colaboradora nos ha dejado con la boca abierta con este último posado en bikini y su vientre plano: «Poco a poco voy recuperando la cintura».


Hace tres semanas que Pilar Rubio daba a luz a su cuarto hijo. Una vez más, la colaboradora nos sorprende con una recuperación en tiempo récord. La mujer de Sergio Ramos presume de silueta junto a los «cuatro fantásticos», tal y como ha definido a sus pequeños. Una preciosa estampa en la que la vemos en la piscina con un bikini rojo sosteniendo al benjamín de la familia.

El pasado 26 de julio, Pilar Rubio y Sergio Ramos daban la bienvenida a un nuevo miembro. Un bebé que llegó al mundo con un peso de 3,270 kg y al que han puesto el nombre de Máximo Adriano. «Inmensamente felices», afirmaban a través de las redes. El bebé seguro que se convertirá en el mejor compañero de juegos de sus hermanos: Sergio Jr., de 6 años, Marco, de 4, y Alejandro, de 2.

«Mi cuerpo es una fiesta de hormonas»

La colaboradora nos ha dejado con la boca abierta con este último posado en bikini y su vientre plano. «Poco a poco voy recuperando la cintura», ha señalado en sus historias de Instagram donde ha reconocía que esperará a que pase la cuarentena para volver a ejercitarse. Hace tan solo unos días, se sinceraba y mostraba cómo había quedado su figura. «Hace 11 días que di a luz. Todavía estoy en proceso de adaptación y mi cuerpo es una fiesta de hormonas, aun así he querido compartir con vosotros uno de los momentos más importantes de mi vida».

Pilar ha confesado que en su último parto no tuvo episotomía: «No tuvieron que cortarme: El bebé salió perfecto, todo maravilloso. y tanto el papá como yo disfrutamos mucho del momento». Además, está dando el pecho a su pequeño igual que ha hecho con sus otros tres hijos. Eso sí, señalaba que continúa día a día recuperándose: «Hay una cosa mucho más dolorosa que las contracciones: los entuertos. Son unas contracciones uterinas que hacen que el útero involucione y vuelva a su forma original a través de unas contracciones».

Al igual que ha hecho en ocasiones anteriores, Pilar Rubio ha continuado ejercitándose durante su embarazo siempre asesorada por profesionales en la materia. «Cuidarse durante el embarazo y prestar atención a nuestro cuerpo y escucharlo es bueno para el bebé y es bueno para la mamá», reconocía. Una estricta rutina deportiva que ha colaborado en una recuperación rápida: «Requiere esfuerzo y constancia», señalaba vía redes. Añadía que había bajado bastante el «volumen de mi tripa» y que tenía intención de tomarse la cuarentena con «mucha tranquilidad» para recuperar su figura sin prisa: «poco a poco».