Mila Ximénez, que no ha podido estar presente en el funeral de Antonio Juan Vidal, marido de Paz Padilla, ha enviado unas palabras de apoyo a su compañera.


Mila Ximénez, compañera y amiga de Paz Padilla en ‘Sálvame’, se ha sumado a los mensajes de condolencias que numerosos rostros conocidos han enviado a la andaluza en estos momentos tan complicados. El pasado sábado, Antonio Juan Vidal, pareja de la humorista, perdía la vida tras una dura batalla contra el cáncer. En julio de 2019 le habían diagnosticado un tumor cerebral, pero la gaditana nunca quiso desvelar la enfermedad de su pareja. Por eso, la noticia de su fallecimiento pillaba por sorpresa.

Este lunes, muchos amigos y seres queridos de Paz se han trasladado a la localidad de Zahara de los Atunes. Allí se ha celebrado un emotivo funeral en el que no han faltado los guiños de la actriz al amor de vida. Han sonado sus canciones favoritas, han bailado algunos de los sencillos que más le gustaban y se han abrazado todos juntos. Paz incluso se ha animado a leer un monólogo de humor, aconsejada por David Valldeperas. El director de ‘Sálvame’ era un gran amigo de la pareja, para la que ejerció como maestro de ceremonias el día de su boda, hace cuatro años, en las playas de Zahara.

«Hoy he vuelto a las playas de Zahara. He ido a despedir a un amigo. El mismo que me convirtió en maestro de ceremonias para oficiar (a mi manera) su enlace con su amada @paz_padilla». También nos atrapó el torrente de sentimientos que había entre ambos. Su historia es de aquellas que no se pueden contar con pocas palabras. Su historia es interminable. A pesar de que ahora la vivan desde lugares diferentes. Buen viaje, señor y gracias por dejarme vivir de cerca el amor entre dos personas!», recordaba Valldeperas, quien viajó desde Madrid a tierras andaluzas para arropar a su amiga.

Mila Ximénez: «Te mando toda la fuerza del mundo»

Mila, en cambio, no ha podido abrazar a Paz el día que daba un último adiós a su marido. La colaboradora, que sigue tratamiento contra el cáncer que padece en la capital, ha querido suplir su ausencia en el sepelio con un emotivo mensaje de condolencias. «Querida Paz. Te mando toda la fuerza del mundo. Incluida la que me sobre a mí. Te quiero», ha explicado en sendos posts dedicado a la humorista. «¡Tú la necesitas más ahora! Y si me faltaran las buscaré de donde sea para tirar de ti», señala en otra publicación, junto a una imagen en las que ambas se funden en un cálido abrazo.

La colaboradora se enfrenta a días difíciles

mila ximénez

El pasado 16 de junio, Mila Ximénez anunciaba en ‘Sálvame’ que padece cáncer de pulmón. Días después comenzaba el tratamiento contra su enfermedad. Una dolencia que conoce bien, ya que sus tres hermanos se han enfrentado a ella con éxito, ya que todos han logrado superarla. Tristemente, no ha sucedido lo mismo a Antonio Vidal. Al marido de Paz Padilla le diagnosticaron un tumor cerebral hace justo un año. Desde entonces ha luchado para vencer este mal, que la humorista ha querido dejar al margen de los medios de comunicación. Esto explica que solo el entorno más cercano a ella conociera el infierno que estaba pasando.

Las lágrimas de Carlota Corredera en ‘Sálvame’

Esta tarde en ‘Sálvame’ sus compañeros, entre ellos Carlota Corredera, han contado que Paz no ha faltado un día al trabajo. A veces lloraba detrás de las cámaras, pero jamás ha mostrado su dolor públicamente. «Zahara de los Atunes ha sido el lugar elegido por Paz Padilla para dar el último adiós al amor de su vida, Antonio Juan Vidal. Precisamente en esta localidad gaditana fue donde Paz y Antonio celebraron su boda en octubre del 2016 y donde vivieron los mejores momentos de una bella, bellísima, historia de amor que comenzó en la adolescencia y ha durado más de treinta años», recordaba la gallega.

«Ahora Antonio se ha ido para siempre. Desde Sálvame todos los compañeros que nos hubiera gustado estar contigo en esos momentos tan tristes queremos darte nuestro más sentido pésame y este fuerte gran aplauso para ti y para tu familia y la familia de Antonio. «Antonio era su mejor amigo, su confidente, su amor de juventud, su alma gemela. Con él todas las piezas encajaban. Cuando volví a verte supe que eras el hombre de mi vida. Mi gran amor. Nada ni nadie me separará de ti. Te amo y siempre te amaré. Después de ti no hay nada», añadía, con lágrimas en los ojos.