«Me encantaría poder hablar cuando llegase», le ha dicho la joven a Rociíto desde las playas de Honduras.


Rocío Flores ha vivido, una noche más, una gala cargada de emociones en Honduras. La concursante de ‘Supervivientes 2020’ ha recibido un mensaje de su novio, Manuel Bedmar. También ha tenido la posibilidad de enviar un mensaje de felicitación a su madre, Rocío Carrasco, que ha cumplido 42 años el 29 de abril.

«No quiero hacerte daño»

«Es el cumpleaños de mi madre», recordaba la hija de Antonio David Flores. No ha podido evitar derrumbarse al recordar una fecha tan señalada para su progenitora, con la que no se habla desde hace siete años. «Muchísimas felicidades. Me encantaría decírtelo en privado. Yo no quiero hacerte daño para nada», decía la joven, rota en llanto.

«Me encantaría que las cosas se pudieran hablar en privado y no en público. Y me encantaría poder hablar cuando llegase», añadía. Rocío no puede evitar romperse cada vez que menciona a Rociíto. Hace una semana lanzaba otro mensaje conciliador, buscando un acercamiento. «Estaría bien tener un acercamiento. No tanto por mí sino por el que viene detrás mía», detallaba. Yo soy más mayor, pero mi hermano… Para mí lo primordial es mi hermano. Y él se está criando sin su madre». Rocío dejaba claro que quiere a su madre, a pesar de tan prolongado distanciamiento entre ambas. «Quiero a mis padres por igual. A mi madre la quiero tanto como a mi padre».

Recibe un mensaje de su novio, Manuel Bedmar

Minutos antes de enviar unas palabras de felicitación a su madre, Rocío Flores recibía un mensaje de su novio, Manuel Bedmar. «Te estamos viendo todos. Nos estás sorprendiendo mucho. Tu primo muevo está loco por conocerte. Estamos todos muy bien», le decía. La nieta de la más grande proclamaba su amor a los cuatro vientos: «Que te quiero con locura, que te echo muchísimo de menos. Quiero que me vayas a recoger. Tu madre tiene que hacerme un bocadillo de filete empanado cuando llegue».

«Si llegas a la final tu suegra te va a hacer la fuente entera de filetes empanados. Tienes un montón de gente que te apoya fuera. Que mucha fuerza, que queda poco de concurso», proseguía su novio. «No entres en conflicto con nadie». Rocío respondía, emocionada: «Te amo. Nunca me hubiera imaginado esto, te lo prometo».

«Da todo de ti, que queda muy poco. Te lo mereces todo. Estamos contigo a muerte. Estamos todos contigo, hazme caso. Te echo muchísimo de menos. Gloria, tu morena, que te quiere mucho», subrayaba el joven. Una vez terminada la conversación, la concursante agradecía públicamente el gesto de su chico. «Es una persona muy tímida y jamás me esperaría que hiciera esto».