Irene Rosales, sin querer confirmar los planes de boda de Chabelita Pantoja y Asraf Beno, ha confesado cuál será su cometido en su futurible enlace, sabiendo que lo más probable es que Kiko Rivera sea el padrino de su hermana. Vea el vídeo


Irene Rosales ha recuperado la confianza y la amistad que atesoraba con Chabelita Pantoja, antes de que unas desafortunadas declaraciones echasen por tierra el buen rollito entre las cuñadas. La mujer y la hermana de Kiko Rivera han logrado esclarecer todos los puntos oscuros de su relación, ver qué es cierto y qué es mentira de todo lo que se ha venido comentando en los últimos meses, con la firme intención de dejar sus problemas atrás y mirar con ilusión al futuro. Un futuro que, al parecer, les depara una boda y no precisamente la de Anabel Pantoja con su “negro», sino la de Chabelita Pantoja con Asraf Beno.

La pareja ha confesado en incontables ocasiones que están deseando pasar por la vicaría en los próximos meses, aunque aún no han fijado la fecha en su calendario personal. Eso sí, aunque por el momento no haya nada en firme y los protagonistas prefieran echar balones fuera, Irene Rosales no cae en la trampa. Preguntada al respecto por los reporteros de ‘Europa Press’, la sevillana ha respondido a todo sobre la rumoreada boda de su cuñada, eso sí, sin llegar a confirmar en qué punto se encuentran los preparativos y si estos están ya avanzados o aún son una mera intencionalidad futura sin nada decidido.

Lo que sí queda claro, al menos para Irene Rosales, es el papel que desempeñará ella en la boda de Chabelita Pantoja y Asraf Beno. Plantea la posibilidad de que Kiko Rivera, como hermano mayor y figura paterna indiscutible en la vida de su hermana, sea el elegido como padrino de la ceremonia. Sobre esto habla Irene Rosales, quien también habla sobre el papel que cree que llevará a cabo en caso de que su cuñada termine vistiendo de blanco y jurando amor eterno al modelo marroquí. Eso sí, la respuesta tiene mucha guasa. Vea el vídeo: