Mientras el guardameta ha realizado este viaje, la periodista ha continuado con su día a día volcada en sus hijos.


La separación de Iker Casillas y Sara Carbonero se ha convertido en una de las grandes noticias de la crónica social de este 2021. La pareja anunció este viernes su ruptura y lo hizo a través de un comunicado difundido en sus respectivas cuentas de Instagram. A sabiendas que se encuentran en el foco de la información, el guardameta ha puesto tierra de por medio. 

Instagram

Desde Sevilla deseaba un «feliz fin de semana» a todos sus seguidores en redes. Un nuevo ‘post’ que se publica tan solo unas horas después del anuncio que está en boca de todos donde se detallaba que el matrimonio emprendía caminos separados. Desconocemos si este viaje responde a compromisos profesionales, cabe recordar que el exfutbolista ostenta actualmente el cargo de adjunto al director general de la Fundación Real Madrid.

En su última publicación, Iker se muestra con una media sonrisa y los brazos cruzados. Muchos de sus seguidores han destacado que no había elegido «mal sitio» para escaparse. Por su parte, la hermana de Sara Carbonero, Irene, también ha comentado la imagen en tono de broma: «Carita de interesante!!🤔», le decía.

GTRES

Mientras que Iker Casillas ha realizado este viaje, la periodista ha continuado con su día a día volcada en sus hijos. Este sábado se dejaba ver junto a sus pequeños, Martín y Lucas, llevándoles a la fiesta de cumpleaños de un amigo. Con un conjunto informal compuesto por pantalón vaquero, gabardina y la obligatoria mascarilla, Sara disfrutaba de la celebración que ha tenido lugar al aire libre en un parque. Muy pendiente de todo, inmortalizaba algunos de los momentos con su móvil. También compartía confidencias y charlaba animadamente con el resto de padres allí presentes.

«Caminos distintos»

Iker y Sara eligieron la noche del viernes para confirmar la noticia de su separación tras un tiempo de incesantes rumores. En su momento, la revista SEMANA habló con el portero  quien con cierta ambigüedad desmintió una posible crisis, aunque reconoció que los problemas de salud que ambos habían sufrido habían hecho mella en su relación de pareja. Finalmente, el matrimonio ha aclarado su situación con el siguiente mensaje: «Nos sentimos enormemente orgullosos de la familia que somos y de haber podido compartir un amor que nos ha llenado de felicidad durante todos estos años de unión».

Redes sociales

Continuaban reconociendo que su amor de pareja tomaba «caminos distintos pero no lejanos puesto que seguiremos juntos en la maravillosa tarea de seguir siendo padres dedicados como hasta ahora lo hemos hecho». Subrayaban que se trataba de una decisión «muy meditada y tomada de «mutuo acuerdo».

«Nuestra prioridad es desde el cariño y el compromiso, compartir el bienestar y la educación de nuestros hijos y protegerlos para que crezcan en un entorno estable y saludable». Concluían pidiendo respeto por su intimidad: «Estas serán las únicas palabras públicas que realizaremos en el presente y en el futuro. Muchas gracias por vuestra comprensión».