Fran Rivera ha sido sorprendido a su llegada a Madrid por las preguntas de los reporteros. El torero acudía a la capital para retomar su colaboración con el programa de Susanna Griso, ‘Espejo Público’ y así poder arrojar más luz sobre el problema de salud que se ha encontrado su hija, Tana Rivera, tras confirmar que ha sido contagiada de coronavirus. Por fortuna, la hija de Eugenia Martínez de Irujo se encuentra ya recuperada de este virus, tal y como ha confirmado también el propio diestro: “Ya lo ha pasado”.

Algo que supone todo un alivio para la familia, dado que a pesar de la juventud de Tana Rivera, bien es cierto que su salud se ha visto resentida en los últimos meses por sufrir preocupantes desvanecimientos que incluso han llegado a truncar las vacaciones de su madre. Un riesgo añadido en combinación con el coronavirus, que finalmente parece haber pasado por la hija de Fran Rivera sin ocasionar demasiados estragos.

Fran Rivera ha querido contar cómo pasó su hija, Tana Rivera, el coronavirus: «Tana lo pasó al principio. La verdad es que lo pasó  muy bien. Tuvimos mucha suerte. Estuvo tres dias con dolor de cabeza y algunas décimas de fiebre. Gracias a dios no se ha enterado y está muy bien. No llegó ni a ir al médico ni nada la verdad», ha comenzado diciendo. «Por eso tardó más tiempo en venir a Ronda porque tuvo que pasar la cuarentena. Teníamos que esperar para estar seguro que lo había pasado. Estamos todos bien», cuenta.

Aun así, la familia al completo ha permanecido en cuarentena durante estos meses, al igual que los españoles, optando por recluirse en su casa de Ronda, en contacto directo con la naturaleza, con menos población y alejados del bullicio de las grandes ciudades. Un confinamiento “complicado”, que ha estado amenizado por la inestimable compañía de su mujer, Lourdes Montes, sus dos hijas y su cuñada, Sibi Montes. Vea el vídeo.