«Descansa en paz que has luchado bastante. Dale a mamá el mayor de los besos mis ángeles», ha afirmado vía redes.


Irene Rosales ha despedido en este 2020 a dos de los principales pilares de su vida. Su progenitora, Mayte, falleció el pasado mes de febrero y nueve meses después ha dicho adiós a su padre, Manuel, quien llevaba años luchando contra una larga enfermedad. La mujer de Kiko Rivera ha sacado fuerzas para compartir un emotivo mensaje de despedida. 

Instagram

«Creía que este año no me iba a poder dar más golpes, pero de nuevo la vida nos castiga llevándote papá», ha comenzado Irene quien ha acompañado sus palabras de dos imágenes. En la primera, en blanco y negro, se ven las manos entrelazadas de padre e hija mientras que en la segunda aparecen sus padres abrazados. Una instantánea que pertenece a la juventud de estos.

«Mi corazón está roto, pero tranquilo porque estás con mami. Gracias por darnos a todos una lección de vida tan grande como la de ser feliz a pesar de tener problemas, gracias por dejarnos disfrutar de ti, gracias por ser mi padre y gracias por enseñarnos a querernos tanto». Concluye con las siguientes palabras: «Te queremos, te quiero siempre. Descansa en paz que has luchado bastante. Dale a mamá el mayor de los besos mis ángeles».

Instagram

A través de sus historias de Instagram ha confesado el duro momento que está viviendo, pero está muy agradecida por el apoyo que ha recibido durante estos días: «Tengo el corazón con mucho dolor ahora mismo, pero con mucho amor gracias a todos vosotros por la cantidad de cariño que estoy recibiendo, me siento muy afortunada. No sé de qué manera agradeceros, os voy leyendo y me dais mucha fuerza, así que os mando el mayor de los besos».

El año más duro

Este mensaje se produce después de que este viernes diera el último adiós a su padre. El funeral ha tenido lugar en la iglesia de Castilleja de la Cuesta, Sevilla. Irene, de riguroso negro y visiblemente afectada, ocultaba su mirada detrás de unas gafas de sol. Estaba en todo momento arropada por su marido quien está siendo uno de sus mejores apoyos en estos momentos tan complicados.

Gtres

Un auténtico mazazo que ha vivido cuando su marido está envuelto en una sonada y mediática guerra contra Isabel Pantoja. La artista, que no ha podido estar presente en el funeral, enviaba una corona de rosa rojas donde se podía leer el siguiente texto: «Isabel Pantoja y familia». Este ha sido el gesto que ha tenido con su nuera con quien siempre ha presumido de tener una buena relación, por lo menos antes de que se iniciara la última polémica familiar. Según lo que ha trascendido, la tonadillera habría intentado contactar con Irene por teléfono, pero ella, que no lo está pasando bien, no pudo ponerse al habla.