Cayetano Rivera y Daniel Guzmán llevan tres días batallando en las redes sociales con un cruce de mensajes sobre política y toros que ha supuesto una guerra


Cayetano Rivera y Daniel Guzmán llevan varios días protagonizando un duro cruce de mensajes en Twitter para defender sus dispares puntos de vista en lo que a política, toros y gestión del coronavirus se refiere. Todo un espectáculo viral que mantiene pegado a los usuarios de las redes sociales, a la espera de una nueva respuesta de los protagonistas. Y es que, tanto el torero como el actor se han enzarzado en una guerra de la que aún no hay un ganador claro, aunque estén tratando por todos los medios en conseguir en hacer que su punto de vista prevalezca frente a la opinión de su contrincante virtual, sea cual sea el tema a tratar. La discusión lleva ya más de tres días y parece que sigue viva y está lejos de terminar.

Todo comenzó el pasado sábado 16 de mayo, cuando se sacó el tema de las ayudas económicas que el Gobierno destina a cada uno de sus sectores de negocio. Como cabe esperar, Cayetano Martínez de Irujo ha defendido la necesidad de apoyar institucionalmente la tauromaquia como bien cultural, mientras que Daniel Guzmán hacía lo propio con el cine como vehículo para transmitir la cultura española más allá de nuestras fronteras como marca España. Dos puntos que bien podrían convivir, pero que en su opinión, entran en conflicto. El primero en sembrar la discordia fue el torero, tras publicar un tweet el pasado sábado dirigido directamente al vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, reclamándole ayudas al sector taurino, otro de los afectados por la crisis que ha ocasionado el coronavirus.

“Usted es la gota que colma el vaso. Cuando la dictadura es un hecho, la revolución se vuelve un derecho”, escribía Cayetano Rivera a modo de queja por la gestión del Gobierno ante la crisis sanitaria, al considerar que sus medidas, muchas de ellas sin consenso con el resto de partidos políticos del Congreso de los diputados, eran unilaterales. Algo que el torero tilda de “dictadura” y que no sentó nada bien a Daniel Guzmán, que no dudó en responderle por la misma vía: “Cayetano, entiendo tu aburrimiento y malestar por no poder ganar dinero matando animales en estos momentos, pero entiende que ahora hay cuestiones humanitarias, sanitarias y sociales más importantes”. Después, en otro mensaje directo al torero, le reprochaba su determinación a llamar a la revolución a los ciudadanos en un momento delicado para todos: “Instar a un golpe de Estado, quizá, no es lo más conveniente en una democracia”, sentenciaba.

Como era de esperar, Cayetano Rivera no quería que el actor y director de cine ofreciese esa imagen suya ante el público, por lo que ha respondido a su ‘enemigo público’, avivando con ello la polémica. Esta respuesta ha llegado este mismo lunes, enumerando los puntos en los que considera que Daniel Guzmán ha caído en un error en su acusaciones, como aquella centrada en cuestiones humanitarias: “Impulsé campaña para recaudar fondos para que la gente necesitada, independientemente de su ideología, tenga para comer”. También respondió a su llamamiento a la revolución, matizando en parte su mensaje: “Invito a la gente a manifestarse sí, a revolucionarse, pero respetando medidas sanitarias y de manera democrática”, mantiene.

Ahora bien, quizá el tema que más escollos ha levantado en las redes sociales, surgiendo un debate entre los usuarios que están a favor o en contra de estos dispares puntos de vista, sea la cuestión de las subvenciones del Gobierno a la tauromaquia o al cine español. Cayetano Rivera considera que los toros es “la segunda industria cultural en importancia en este país, por delante del cine. Sin embargo, tu sector recibe millones de euros en subvenciones del Estado, cuando el toro solo 65.000 euros”. Pero el diestro no se quedaba ahí y ya metía en la disputa a todo el gremio de profesionales del cine: “Ahora tu colectivo también contará con millones de euros en ayudas, mientras que los trabajadores del toro, que también lo necesitan, no recibirán nada”.

Ahora, ha sido Daniel Guzmán quien ha tomado la palabra para responder a su contrincante virtual, haciendo gala de cierta ironía: “Camarada Cayetano Rivera, entiendo que las obras sociales y donaciones se suelen hacer por convicción, sin necesidad de publicitarlas ni obtener beneficios (marketing o económico). En tu caso, no dudo que habrá sido por empatía social, dada tu tendencia política revolucionaria. Un saludo”, sentenciaba con mucha sorna.

Como cabría esperar, este cruce de mensajes a modo de pelea virtual ha hecho que cientos de usuarios se posicionen. No todos están conformes con los discursos mantenidos en ambos lados, incluso encontrando puntos en los que ambos se equivocan, como entender las ayudas económicas como un premio, como así hacía ver Cayetano Rivera, al considerar que a la tauromaquia no se le da tantas ayudas como al cine, pese a tener mucho más peso en la economía nacional. Quizá sea precisamente por eso, porque el toro genera más dinero que el toro, el motivo por el que el Gobierno subvenciona al cine, para hacerle más competitivo. También hay quienes ven populismo en las palabras de Daniel Guzmán, al criticar que Cayetano hablase de sus labores humanitarias, cuando él había sacado el tema. Sea como fuere, afortunadamente, opinar es libre y todos aprendemos mucho de este intercambio de pareceres.