Pipi Estrada está roto de dolor tras la muerte de su gato Trapito, pero no se libra de las críticas por el vídeo que sube llorando sobre su cadáver, que muchos consideran de mal gusto


Pipi Estrada está desolado, roto de dolor, tras la muerte de su gato, Trapito. El periodista deportivo ha tenido que despedirse de su fiel amigo y lo ha hecho llorando sin consuelo, como así ha querido mostrar en un vídeo que ha compartido con sus seguidores de Twitter y que se ha convertido en lo más comentado en la red social por lo insólito de la escena. Pipi Estrada trata de explicar lo que le ha sucedido a su mascota tras sufrir un accidente, pero lo que ha llamado poderosamente la atención de los usuarios de las redes sociales, más allá de compadecerse del dolor que ahora le inunda, es que lo haga mostrando el cadáver del felino, al que acaricia, besa y llora sin lograr encontrar consuelo.

Aquí estoy con mi Trapito, ha llegado el final. No sé qué ha pasado, pero de repente se cayó a la terraza de abajo, le cogí, pero no ha podido superar el momento”, comienza a explicar Pipi Estrada. “Trapito, descansa, has sido siempre un gato muy bueno. Te quiero. Es la vida, hay que seguir peleando, no queda más remedio. Las mascotas son lo mejor que tenemos en esta vida”. En un momento del vídeo, Pipi Estrada vive una confusión, porque al acercarse al veterinario, este le dice “no lo he cortado todavía”, a lo que él entendió que quizá seguía vivo. No hubo suerte. Esto ha generado muchas críticas entre sus seguidores, también por el hecho de que se grabe con el gato muerto, lo que no todos han comprendido. Sea como fuere, el dolor del periodista es máximo y es entendible que en una situación así no se sepa reaccionar de la mejor manera.