Chiqui, exconcursante de 'Gran Hermano', ha relatado los detalles que motivaron el final de su matrimonio con Borja Navarro, con quien estuvo casada diez años.


Almudena Martínez, más conocida como «Chiqui», ha relatado en ‘Sálvame’ el drama que vivió durante sus 10 años de matrimonio con Borja Navarro, de quien se ha separado después de diez años juntos y dos hijas en común.

Chiqui, de ‘GH’, se separa de Borja después de diez años juntos

«Vivía encerrado en una habitación»

La ex concursante de ‘Gran Hermano’ acudía al plató de ‘Sálvame’ para hacer la ‘Curva de la vida’ y explicar que su ruptura con Borja ha sido realmente traumática. «Este hombre ha desaparecido de mi vida», explicaba.

«Siento mucha pena», admitía la joven. Los problemas empezaron después de «quedarse embarazada de mi primera hija». Fue a raíz de aquello cuando «cambian las cosas».

«Tenía que haber todo mi matrimonio en ‘Supervivientes’ en la primera infidelidad. He tolerado muchas cosas que no debía tolerar, faltas de respeto continuadas y cosas que no se deben tolerar», se lamentaba Chiqui. «Ya desde que me casé cambia su personalidad, se volvió más machista, metido todo el día en el ordenador«.

En el relato de Chiqui, confesaba que Borja le tenía prohibido entrar en su estudio, donde permanecía «encerrado» durante horas. «Vivía encerrado en una habitación de 12 de la mañana a 5 de la madrugada«.

«Los últimos dos años no dormíamos juntos»

Pero la gota que colmó el vaso fueron «las deslealtades» de su marido. «Todo eso va minando la relación». Chiqui ha desvelado que en la etapa final del matrimonio apenas tenían cosas en común. «Los últimos dos años no dormíamos juntos. Una vez que ya tengo a mi hija, cada uno dormía en habitaciones diferentes. Él pasaba olímpicamente. Lo hice porque ya no quería estar más con él. Era una persona que no me aportaba nada».

Sin entrar en detalles, Chiqui explicaba: «Mi hermana ve una circunstancia que no le gusta. No era la primera vez. Ella me dice que no lo tolere, que eso no debe ser así y que abriese los ojos. Entonces yo dije ‘hasta aquí’. Ya voy preparándome y haciéndome fuerte. Y le dije a mi madre: me voy a separar».

Una vez que Chiqui decide dejar a Borja, él «se ha intentado poner en contacto conmigo, pero no quiero saber nada de él. Quiero que sea el padre de mi hija y que hasta ahora no lo ha sido. Espero que empiece a ejercer como buen padre».

Chiqui y Borja contrajeron matrimonio el 23 de mayo de 2013. En enero de 2016 nacía su primera hija. Y el 27 de octubre de 2018 daban la bienvenida a su segunda bebé, tras un embarazo y un parto complicados.