Chelo García Cortés engrosa las filas de aquel sector de la población que podría tener un riesgo añadido si entra en contacto con el coronavirus. Un miedo que siempre está presente, aunque no debe hacer que sea protagonista en sus decisiones cotidianas o en su quehacer diario. Es por ello que, para evitar un contagio o al menos no contribuir con el avance del Covid-19 ahora que comienza la desescalada por fases, la colaboradora de ‘Sálvame’ ha extremado las medidas de seguridad para acudir a la peluquería. Chelo García Cortés necesitaba poner su look a punto, confiando su cabello a unas manos amigas.

Eso sí, lo hace concienciada con la necesidad de acudir al centro de estética cumpliendo a rajatabla con las recomendaciones del Gobierno para comenzar a ocupar los espacios que antes estaban vetados. Con guantes, siempre con la mascarilla sobre la cara y con una capa desechable, Chelo García Cortés ha accedido de esta guisa a su centro de estética de confianza de Alberto Cerdán.

Una vez dentro, respetó con celo las indicaciones de los profesionales que la atendieron, como respetar la distancia mínima de seguridad con los trabajadores, así como dejar sus pertenencias en el interior de una bolsa de plástico para que no entren en contacto con las superficies de la peluquería. Si quieres saber cuáles son todas las medidas de seguridad que clientes y profesionales de la estética deben seguir ante la reapertura de sus negocios, pinche aquí. Si deseas ver cómo cumple con estas premisas la propia Chelo García Cortés, vea el siguiente vídeo: