Cayetano Martínez de Irujo ha recibido el alta después de permanecer cinco días ingresado en el hospital La Luz de Madrid. El conde de Salvatierra ha sufrido dificultades con sus problemas intestinales. Una afección que acarrea desde años y por la que ha sido intervenido en diversas ocasiones. Esta vez, ha estado arropado por los suyos, entre ellos, su pareja Bárbara Mirjan, sus hijos y su hermano, Fernando Martínez de Irujo. Este último confirmaba a la prensa que se encuentra bien. 

Nueve operaciones

Como en anteriores ocasiones, ha sido atendido por su médico habitual, Enrique Moreno. El pasado martes, ingresaba en el hospital después de tener diversas molestias. Esta vez la recuperación ha sido rápida y ya descansa en la tranquilidad de su hogar. El pasado 18 de septiembre fue intervenido en el mismo hospital y nueve días después recibía el alta. En total, ha pasado por el quirófano en nueve ocasiones.

Un problema de salud que afronta con valentía, según sus propias palabras: «He peleado como un león para no venirme abajo», reconocía el pasado mes de octubre. Añadía que se había recuperado muy rápido físicamente, sin embargo «psicológicamente todavía estoy luchando». Calificaba de «durísima» su estancia en el hospital.

Cabe recordar que esta última operación coincidió con la presentación de su biografía  ‘De Cayetana a Cayetano’, que tuvo que posponerse. Además, en aquella ocasión se mostró muy crítico con la actitud de sus hermanos ya que no estuvieron a su lado durante este tiempo. «Es una falta de humanidad de primer nivel», dijo.