En tiempos de cuarentena, la pareja ha hecho gala de un gran humor compartiendo estas divertidas imágenes.


Candela Serrat y Dani Muriel están inmersos en los preparativos para la llegada de un nuevo miembro a la familia. El matrimonio afronta ilusionado esta dulce espera pero, por las circunstancias en las que se ve envuelto el país -en plena crisis sanitaria por el coronavirus-, se ha convertido en totalmente atípica. Sin embargo, la pareja ha querido poner una gran dosis de humor a un tiempo difícil de cuarentena. 

Como tantos otros rostros conocidos, ellos también han acuñado la frase «yo me quedo en casa» para hacer todo aquello que «no solemos hacer (o no tanto tiempo como nos gustaría)», señalan. Es tiempo para «leer, estudiar, redecorar la casa, jugar, escribir, arreglar cosas pendientes, ver series o pelis…», pero también para reír con ingeniosas ocurrencias. 

La pareja ha compartido unas divertidas imágenes en las que, con mucho humor, fabrican una fortaleza con las cajas que contienen la sillita de su bebé. Pistola en mano afirman lo siguiente: «Nosotros hemos hecho un fuerte y luego nos pondremos a montar el carrito. Intentemos ser positivos y disfrutar de estos tiempos difíciles. Hagamos las cosas bien y más rápido pasará todo. Mucho ánimo a tod@s!!!!».

Organizando la llegada de un nuevo miembro

Lo suyo es, sin duda, una buena forma de aprovechar la cuarentena. Sacar el máximo partido al tiempo en casa para organizar todos «los temas referentes a la paternidad y a la crianza de un bebé. De momento progresamos adecuadamente». El intérprete, célebre por su papel en ‘Escenas de matrimonio’, afronta con mucha ilusión la próxima llegada de su hijo, y ha realizado incluso prácticas de porteo: «La verdad es que me parece un mundo maravilloso. Os iré contando». Dani compartía una foto con un muñeco, pero añadía que pronto se convertiría en un bebé. 

Después de tres años de noviazgo, la pareja contraía matrimonio en junio del año pasado. Una discreta ceremonia que tuvo lugar en Menorca y en la que estuvieron rodeados de su familia y amigos más íntimos. La hija de Joan Manuel Serrat eligió para la ocasión un diseño de Rosa Clará, de estilo romántico en guipur italiano y tul plumeti.

En enero de este 2020 anunciaban la buena noticia: estaban esperando la llegada de su primer hijo. Publicaban en redes sociales una bonita imagen en la que sonreían sosteniendo cada uno una taza. En la mesa, se encontraba una tercera con puntos suspensivos. «Cigüeñas a nosotros…», comentaba el actor. «Felicidad máxima», subrayaba emocionado.