«Por ti, Paz», han sido las palabras que ha dedicado la de Paracuellos a su compañera junto a la imagen de una botella de champán francés.

 


La sincera entrevista de Paz Padilla tras el fallecimiento de su marido ha generado una oleada de reacciones. Los espectadores no quedaron indiferentes ante su valiente testimonio con el que quiso compartir cómo afrontó la enfermedad y cómo se preparó para dejar marchar al amor de su vida. «El hecho de que haya muerto mi marido no me ha quitado las ganas de vivir. Estoy triste. Estoy en el camino. Estoy en pleno luto», reconocía. Belén Esteban ha querido brindar por ella, un momento que ha compartido vía redes sociales, y lo ha hecho con champán francés. Te contamos el emotivo significado de este brindis. 

Un día después de la entrevista, Belén Esteban publicaba esta imagen de una copa junto a una botella de Moët & Chandon. «Por ti, Paz», eran las palabras que le dedicaba a su compañera. La de Paracuellos ha querido hacerle un guiño con esta publicación que todo espectador que siguió con atención la entrevista en ‘Sábado Deluxe’ entenderá.

Un brindis por la vida

La entrevista de la humorista fue un auténtico canto a la vida en la que dejó claro que exprimió al máximo los últimos meses junto a su marido. Un tiempo que le pareció un precioso regalo. El proceso de su muerte duró seis días, tal y como ella misma confesó, y preparó todo con mimo: «Puse flores, música zen y aroma a lavanda». Quiso que muriese en la intimidad de su hogar, lejos de fríos hospitales, junto a los suyos.

A pesar de la crudeza del momento, Paz recordó que la muerte forma parte de la vida y que lo vivió como algo especial: «Yo me fui de viaje con él, me fui a Bora Bora. Lo único que podía hacer es que se fuera feliz». Respecto al instante de su muerte lo calificó de «mágico». «Lo vives o nunca podrás llevarte eso contigo», contó.

Antonio estuvo acompañado por sus seres queridos. «Nos dimos la mano con él y le deseamos buen viaje: Él no estaba, se fue», contó. Una vez fallecido, llamó a sus amigos y sacó una botella de Moët & Chandon para brindar. «Yo estaba feliz, eso es muy difícil que la gente lo pueda entender», explicó.

Un día después, Belén también ha querido brindar por su compañera quien se reincorporará a su trabajo en ‘Sálvame’ este mismo miércoles. Un brindis por la vida y por haber visto a Paz repleta de fuerza y cargada de energía afrontando con gran entereza uno de los años más difíciles de su vida. El pasado mes de febrero fallecía uno de sus principales pilares, su madre, a los 91 años. «Voy a seguir viviendo y tengo un propósito, ser feliz. Se lo debo a él», fue uno de los mensajes que nos dejó su entrevista.