Carmen Borrego ha sido noticia esta semana por protagonizar una escena muy polémica, que seguía la estela del escándalo por excelencia de la cuarentena, el ‘Merlos Place’ de Alfonso Merlos, Alexia Rivas y Marta López. Mientras la hija de María Teresa Campos conectaba en directo con ‘Viva la vida’, programa en el que colabora, explicaba lo mal que lo está pasando tras haber dado positivo en coronavirus. Decía estar recluida en una habitación, alejada de su marido, José Carlos Bernal, a quien no ha podido ni tan siquiera dar un abrazo y con el que mantiene las distancias para no contagiarle el virus. Sin embargo, fruto de la casualidad, mientras ella narraba su drama, su esposo paseaba por detrás de ella como si esta historia no fuese con él. Algo que ha provocado una gran polémica en las redes sociales.

SEMANA ha tenido oportunidad de hablar en exclusiva con Carmen Borrego sobre esta polémica, explicando, muy enfadada, la intrahistoria de esta ‘pillada’. Algo a lo que también ha hecho frente ahora su sobrina, Alejandra Rubio, hija de su hermana Terelu Campos. La joven, además de responder a esta controversia como mejor puede, también ha confesado su deseo de que la próxima prueba que se le realice a su tía confirme finalmente que está libre de coronavirus y su vida regrese a la normalidad: “Está mejor, ya casa recuperándose muy bien”, asegura. Vea el vídeo para saber qué dice exactamente sobre todo esto:

Alejandra Rubio ha ejercido como portavoz improvisado de la familia Campos, hablando también sobre la reciente mudanza de su madre a su nueva casa, la cual comenzó este miércoles. Un camión se afanaba es sacar todos los enseres y muebles de la casa de Terelu Campos de Aravaca, con destino a su nuevo hogar, que tanto le ha costado encontrar. Así lo demuestra el siguiente vídeo, en el que se pueden ver algunos de los muebles que antes decoraban su exclusivo tríplex: