Mario Gasch, abogado de Angela Dobrowolski, ha salido en su defensa: «La que llamó a la ambulancia y le salvó la vida fue ella».


Nueva vuelta de tuerca en el caso Mainat. Este miércoles, Mario Gasch, el abogado de Angela Dobrowolski (37), ha realizado unas declaraciones en defensa de su clienta. El letrado segura que la mujer de Josep Maria Mainat (73) no solo no intentó matar a su esposo, sino que le salvó la vida. «No hay que perder de vista que la que llamó a la ambulancia y le salvó la vida con ese acto fue ella», ha asegurado el letrado a los medios a las puertas del domicilio del empresario audiovisual.

Desde que se destapó que la mujer del excomponente de La Trinca supuestamente intentó asesinarle inyectándole insulina hasta provocarle un coma diabético, la avalancha de informaciones ha sido enorme. Tal es la oleada de noticia en torno al caso que el abogado de la hispanoalemana ha intervenido ante la prensa para defender públicamente a su clienta.

Dobrowolski, «culpable sin tener un juicio»

Gasch ha condenado que a Dobrowolski se le está «considerando culpable sin tener un juicio que no sea mediático y con todas la garantías». Cree que es importante recordar la presunción de inocencia. En ese sentido, el abogado ha recordado que lo sucedido está siendo objeto de investigación. «Una cosa es un atestado, que tiene el valor de una simple denuncia, y otra cosa es la prueba que se va a practicar a partir de aquí», ha declarado.

GTRES / Telecinco

Según los investigadores, la noche en la que Mainat entró en coma Angela Dobrowolski llamó a una ambulancia para tratar de construirse una coartada ante la justicia. Se baraja la posibilidad de que la madre de los dos hijos pequeños del empresario -y estudiante de cuarto de Medicina- intentara supuestamente atentar contra su vida tras enterarse se de que su esposo había iniciado los trámites del divorcio, lo que la dejaría sin una herencia millonaria.

La mujer de Mainat: «Me he negado a ceder la guardia y custodia de mis hijos»

Esta semana, Dobrowolski rompía su silencio para defender su inocencia. A través de un comunicado, explicaba: «Se está instruyendo y siguen abiertos dos procedimientos penales contra Josep Maria Mainat por violencia de género contra mi persona. En el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 5 de Barcelona sigue su curso uno de los procedimiento». La aún esposa del creador de ‘Operación Triunfo’ ha destacado que en estos momentos lo más importante son los dos hijos que tiene con Mainat. Y que «me he negado a ceder la guarda y custodia de mis hijos, lo que más quiero en el mundo«. Asimismo, ha insistido en que «la causa iniciada por Mainat contra mí, por supuesto intento de asesinato es absolutamente falsa y está todavía en fase de instrucción judicial. Esta puede durar muchos meses, durante los cuales mi abogado ha realizado y realizará las peticiones que creamos convenientes para esclarecer los hechos y para defender mis intereses».

Mainat

«Están dando a los hecho que nos afectan en forma de especulaciones, persecuciones y juicios paralelos«, escribe Dobrowolski en su comunicado. Y ha explicado que no puede cambiar de residencia ante el interés mediático que ha despertado el caso: «No puedo ocultarme o evitar el asedio al que estoy sometida». Y, al igual que Mainat, se considera víctima «por presuntas coacciones continuadas, maltrato psicológico y maltrato en el ámbito de la familia».

El comunicado de Mainat: «Tengo la condición de víctima»

Mainat, por su parte, también se ha puesto en contacto con los medios para pedir el máximo respeto a su familia. «Considerad también que, a pesar de la extraordinaria gravedad de los hechos en los que tengo la condición de víctima, especialmente la causa seguida contra Angela Dobrowolski por presunto intento de asesinato, el hecho de que Ángela haya sido mi esposa durante nueve años y sea la madre de mis dos hijos pequeños, hace para mí especialmente dolorosa esta situación, que espero se resuelva lo antes posible por la vía judicial. El último mes hemos cambiado tres veces de domicilio para aislarnos de la persecución mediática y esto no es recomendable para unas criaturas que ya empiezan a preguntarse qué está pasando. Además, suponiendo que descubrieran dónde estamos, sólo pasarían dos cosas: una, que tampoco declararía nada y dos, que deberíamos volver a cambiar de domicilio. Por favor, no lo hagáis», dice.

En su misiva, el exmarido de Rosa María Sardá ha aclarado algunos puntos del proceso que se está llevando a cabo para esclarecer los hechos. Para terminar, quisiera aclarar que no se está instruyendo ningún procedimiento penal en el que se me atribuya ningún maltrato físico o psíquico a Ángela Dobrowolski. El Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Barcelona recibió el 11 de julio una denuncia de Ángela contra mí, solicitando protección por un supuesto delito de coacciones y de revelación de secretos. Después de tomar declaraciones, el día 29 de julio, el juez denegó la orden de protección solicitada. Finalmente, mi abogada presentó el 17 de septiembre un escrito solicitando el sobreseimiento y archivo definitivo de la causa, al no existir ningún nuevo indicio que sustente la continuación del procedimiento contra mí».