A pesar de las graves consecuencias que han provocado la guerra que Kiko Rivera tiene abierta contra su madre, Isabel Pantoja no llega hasta el final. Por lo menos, por ahora.


Meses después de que Kiko Rivera iniciara una guerra mediática contra su madre, Isabel Pantoja, la polémica continúa. Madre e hijo sigue protagonizando titulares, a pesar de que desde hace unos días el dj se mantiene en silencio tras tomar la decisión de no aparecer por el momento en un plató de televisión para hablar de la guerra contra su madre. Según él, esto le está jugando malas pasadas y ha decidido poner tierra de por medio.

Por su parte, Isabel Pantoja sigue llevando a cabo su decisión inicial de mantenerse en silencio y encerrada en Cantora. Sin embargo, ahora su abogado ha querido responder a algunas de las dudas que giran en torno a su clienta. Lo primero que ha querido aclarar es que por el momento la cantante no tiene pensado demandar a su hijo por todos los ataques.

«No tengo ninguna instrucción sobre que Isabel Pantoja quiera demandar a su hijo, pero  tampoco de lo contrario. A día de hoy no tengo instrucción concreta ni para hoy ni para mañana sobre una querella de su madre contra su hijo bajo ningún concepto. Eso es algo que lo veremos poco a poco. A día de hoy te digo que rotundamente no», ha desvelado rotundo el abogado de Isabel Pantoja, que está en constantes conversaciones con su clienta, en ‘El programa de Ana Rosa’.

Isabel Pantoja no piensa en demandar a su hijo, por el momento

© Gtres.

Con esta decisión de Isabel Pantoja parece no tener claro cómo proceder tras los ataques que ha lanzado su hijo durante los últimos meses en diferentes platós de televisión. Lo que sí ha confirmado su abogado es que por el momento, la cantante no tiene tomada ninguna decisión sobre qué hacer con respecto a su hijo.

De lo que ha hablado también el abogado de Isabel Pantoja es de las diferentes ofertas que ha recibido supuestamente por la venta de Cantora. Y es que todo hace indicar que por el momento no se va a tomar ninguna decisión al respecto, a pesar de que su clienta está recibiendo varias ofertas.

Por ahora no tiene pensado vender Cantora

© Fotomontaje: SEMANA.

«Me consta que alguna comunicación hay. No es que haya o no haya interés. Deben primar las condiciones económicas en todo momento. Son soluciones que se buscan como cualquier empresario debe hacer. Si me preguntas si llegan ofertas, ¿serias? Que yo conozca, ninguna. Cualquier negociación de ese tipo se hará en privado y si se vende o no, mi clienta lo decidirá en función de la cuestión económica, del coste de oportunidad y un montón de cosas más. Pero a corto plazo no hay ninguna venta planteada», dice rotundo.

Vídeo: Europa Press

El abogado de Isabel Pantoja habla de temas judiciales de su clienta

Lo primero en lo que se ha pronunciado Juan Fernández Ramos, que así es como se llama el abogado de la tonadillera, es de las demandas impuestas a Isabel Pantoja por las que se le atribuyen hasta cuatro delitos: estafa, insolvencia punible, alzamiento de bienes y apropiación indebida.

Se ha hablado mucho en las últimas semanas sobre la venta de ‘Mi gitana’ y de que un pago de la deuda podría devolver a prisión a Isabel. El abogado es muy claro con este asunto y matiza que no hay ningún tipo de anormalidad en el proceso: «Esto lleva dos años, es una querella que interpone una empresa sin relación con Pantoja a otra empresa». 

© Telecinco.

«Cuando se produce la venta, en ese auto que hemos solicitado, se dice que Isabel Pantoja no estaba presente, ya que ella estaba en prisión», matiza el abogado. Luego, el representante explica que en ese documentos se refleja que «se hace una venta y tiempo después se solicita una nota simple, vamos al notario y se pagan todas las cargas». Juan Fernández explica que la vivienda de ‘Mi gitana’ se tiene que vender porque Pantoja tenía «un embargo con Hacienda y dos embargos de impuestos de plusvalía, si esa casa no se vende no cobra nadie, el banco se quedaría la casa».

El representante aclara que el domicilio de Marbella se vendió por «2.055.000 euros y todo va destinado al pago de la hipoteca, pago de las plusvalías y al pago de otros cargos». Además, por si quedaran dudas, el abogada aclara: «Pantoja no participó en esos recursos y Agustín, que era su apoderado, lo firmó ante un notario y asesorado por una minuta de abogados de las dos partes».