La diseñadora de moda ha reaparecido públicamente después de un tiempo desaparecido y lo ha hecho luciendo una tirita en su nariz a causa de un percance. Elena Tablada cuenta de qué se trata.


Elena Tablada está a punto de despedir el que ha sido uno de los años más duros de su vida. La diseñadora de moda no sale mucho de casa, pero aprovecha las noches cubanas del restaurante que tiene su marido, Javier Ungría, para salir un poco y desconectar de la rutina. Eso es lo que ha hecho este pasado jueves cuando no ha dudado en acercarse a la prensa para hacer balance de su año.

Un año que no va a acabar con ella esperaba. Y es que ha reaparecido con una especie de apósito en la nariz. El reportero, sorprendido, se ha preguntado qué le ha ocurrido. Ella misma ha querido explicar el motivo que le lleva a lucir una tirita: «Pues nada nos fuimos a Panamá a una boda y pues unos amigos jugando con unas lámparas, explotó el cristal de la bombilla y me dio aquí. Así que nada, acabo el año así, con costuras», dice entre risas.

Este percance le obliga a tener que llevar una tirita para protegerle la herida que tiene con puntos, según ella misma cuenta. El hecho de que se haya hecho esto puede provocarle que tenga que lucir a partir de ahora una cicatriz en esa parte de su nariz. Sin embargo, Elena ha tenido la suerte de que el cristal no llegara a sus ojos, lo que hubiese sido mucho más peligroso, por lo que está muy agradecida.

Elena cuenta el percance que le obliga a llevar tirita en la nariz

Vídeo: Europa Press.

Pero no es lo único que nos ha contado Elena Tablada, que ha hecho balance del año que está a punto de terminar. «Bueno ha sido un año duro, duro la verdad y ahora lo acabo con una brecha aquí», recalca. Aún así, destaca todo lo bueno que ha vivido: «Lo más maravilloso es poder terminar el año con los que lo empezamos. Siempre es lo que siempre pedimos, que podamos acabar el año otra vez con la gente que lo hemos empezado», confiesa.

A pocos días de celebrar la Navidad, Elena ha querido contar cómo las va a pasar. Y tiene claro que con todo el avance de contagios de Covid-19 en nuestro país, sus encuentros familiares van a ser con personas reducidas: «Si bueno yo es que soy una loca de las navidades de toda la vida. Yo pongo el arbolito el uno de noviembre. Lo vamos a pasar en familia más reducida, mi hermana, mi mamá, los niños y la verdad muy familiar y tengo muchas ganas», explica.

Desvela de qué forma y con quién celebrará estas Navidades

Elena Tablada posado
© Redes sociales.

Además, hay que tener ilusión, sobre todo porque tiene dos hijas a las que también les encanta la Navidad: «Sí, yo no sé si Ella todavía se lo inventa. Tiene una ilusión con el elfo que se cambia de sitio cada dos por tres así que bueno que igual es el último año y vamos a disfrutarlo».

Ha querido destacar la figura de Ella como hermana mayor, una tarea que cumple con creces: «Ella ya ella cumple doce y ya es una señorita», explica. Eso sí, asegura que cuida a su hermanita cuando lo tiene que hacer: «Bueno, yo creo que a esas edades preadolescentes… va mucho a sus bailes, sus cosas, cuando se tiene que ocupar se ocupa y cuando no, no. Es que a ella tampoco le corresponde hacer el rol de madre, que es dur», confiesa.