Elena Tablada está a pocos días de conocer la carita de su segunda hija, pero no ha dudado en contar el miedo que tiene en plena crisis del coronavirus.


La crisis del coronavirus está haciendo que Elena Tablada viva con más preocupación la recta final de su embarazo. La diseñadora de joyas sale de cuentas a finales del mes de abril y solo espera que su parto se retrase para que la cuarentena decretada por el Gobierno con motivo de la crisis del coronavirus acabe antes de que llegue ese momento.

Ella misma ha querido contar a sus seguidores cómo vive estos días de confinamiento tan duros: «Da un poco de miedo la situación del país. Mañana (refiriéndose a esta jueves), de hecho, tengo monitores, así que iré al hospital con la mascarilla», confesaba con miedo. Hay que recordar que llevarla es una medida esencial para evitar contagiar a otras personas, a pesar de que no tengas síntomas.

Con incertidumbre, Elena Tablada pasa los días de confinamiento en casa junto a su marido, Javier Ungría. Desde allí precisamente comentaba a sus seguidores cómo está viviendo la recta final de su embarazo, dejando a un lado los pensamientos negativos que provocan esta situación.

«Tengo dolores de espalda y estoy aprovechando para hacer meditación porque ya a estas alturas me cuesta más trabajo estar de pie. No recordaba que fuera tan duro con mi primer embarazo, pero si llegué a decir que la mejor sensación es estar embarazada, lo retiro ahora mismo», decía con humor.

Como muchas embarazadas, Elena Tablada también está teniendo algunos antojos, que le han llevado ahora a tomar dulce, a pesar de que nunca le ha gustado: «He engordado solo nueve kilos, pero tengo antojo de helado de chocolate con leche, como me pasó durante el embarazo de Ella», decía como dato curioso.

Su hija Ella, fruto de la relación de Elena Tablada con David Bisbal, no puede estar más emocionada con la llegada de un nuevo hermanito (en abril de 2019 dio la bienvenida al primer hijo de su padre con Rosanna Zanetti) y su madre desvela cómo lo está viviendo: «Está emocionada. Tiene muchas ganas», comenta.

Elena Tablada y Javier Ungría ya tienen todo preparado para la llegada de su primera hija en común. A pocos días de su llegada, la diseñadora de joyas ha desvelado que ya tiene su habitación preparada, pero que ha tenido que hacer alguna reforma en casa para tenerla lista al completo: «He tenido que dividir mi vestidor y la habitación de Ella para prepararla. Y ya tenemos la minicuna», decía orgullosa.

Ahora, en plena recta final de su embarazo, Elena Tablada dice convencida que le dará el pecho a su hija, de la que todavía no saben el nombre. Asegura que barajan varias posibilidades pero que no tienen todavía claro el que le pondrán. Como no podía ser de otra manera, ha preferido no decir cuáles son esos nombres.

A continuación, os mostramos cómo vive Elena Tablada su embarazo cuando nuestro país pasa por su momento más delicado: