El pasado 25 de diciembre sorprendía con la triste noticia del suicidio de Ari Behn, el exmarido de Marta Luisa de Noruega. Ahora su novia rompe su silencio


El pasado 25 de diciembre, sorprendía la triste noticia del fallecimiento de Ari Behn, exmarido de Marta Luisa de Noruega, a los 47 años. Tal y como anunció su representante a través de un comunicado, el escritor se quitó la vida. Ahora, cuando casi se cumple una semana de su muerte, su novia Ebba RH rompe su silencio y publica un emotivo mensaje de despedida.

El que fuera marido de Marta Luisa de Noruega se quitó la vida hace unos días

La abogada, de 34 años, mantenía una relación sentimental con el artista y ahora ha querido despedirse de él con un mensaje lleno de amor y junto a una fotografía en blanco y negro de la pareja: «Eres el ser humano más loco, bello, fuerte y complejo. Siempre estaré contigo, mi amado Ari. Y sé que estarás conmigo durante el resto de mi vida; me cuidarás y me animarás hasta que nos volvamos a ver», comenzaba diciendo Ebba RH en su cuenta de Instagram.

«Sé que me cuidaste hasta el final. Estoy eternamente agradecida de estar tan cerca de ti. Siempre estaré agradecida que me dejaras cuidarte y sentir que tu corazón late cada noche de todos nuestros días. Ahora tu corazón está en reposo, pero golpeará mi cuerpo con fuerza para siempre», ha continuado diciendo.

Su actual pareja, la abogada Ebba RH, se ha despedido de él

«Afortunadamente, sabías todo esto y cuánto te amaba porque te lo decía todos los días. Haré todo lo que prometí hacer gracias a que me hiciste pensar que podría. Gracias a todos los que se preocupan por mí. Estoy eternamente agradecida por todo el apoyo”, ha terminado diciendo la abogada en el emotivo mensaje de despedida que le ha enviado al escritor.

Ari Behn y Ebba Rysst Heilmann comenzaron a salir en 2017, pero no fue hasta febrero de 2018 cuando aparecieron por primera vez juntos en un acto público. El próximo viernes 3 de enero a las 13:00 horas se celebrará su funeral en la Catedral de la capital noruega, en Oslo.