Por el momento, la veterana comunicadora se va a instalar en casa de su hija mayor hasta que su nueva casa esté en condiciones habitables.


María Teresa Campos inicia una nueva etapa de su vida después de que el pasado viernes le dijera adiós a su casa familiar. Ahora, la veterana comunicadora se ha instalado en un ático de 250 metros en Aravaca para estar más cerca de su hija mayor, Terelu Campos. Días después de una semana entera repleta de idas y venidas debido a la mudanza, la colaboradora de ‘Viva la vida’ ha explicado cómo ha vivido el difícil momento por el que ha pasado su madre al despedirse de la casa en la que están gran parte de los recuerdos de su vida.

Terelu Campos
Telecinco

Terelu Campos se ha emocionado a la hora de ver a María Teresa Campos despedirse de su mansión, a la que se ha dedicado en cuerpo y en alma y la que construyó con todo su esfuerzo. «Tengo un sentimiento agridulce por el dolor que le causa a ella. Hasta el jueves no fue consciente de muchas cosas, de la vorágine de cajas, cuando vio su habitación desmontada fue un momento muy duro…», comentaba la hija de la veterana comunicadora con los ojos vidriosos. La concursante de ‘MasterChef Celebrity’ insistía en que su madre le decía así adiós «al esfuerzo de una persona de 65 años de trabajo».

Terelu Campos ha puesto en valor el gran sacrificio que ha hecho su madre y el tiempo que le ha dedicado a la profesión, algo que en su día también lo resaltó la propia Reina Sofía. Así lo ha recordado la colaboradora de ‘Viva la vida’ al echar la vista atrás y rememorar una anécdota de su madre junto a la madre del Rey Felipe VI. «Le dice: ‘La veo por las mañanas en Telecinco, por la tarde en la radio, siempre está trabajando'», decía entre risas.

La hermana de Carmen Borrego es consciente que a partir de ahora su madre tiene que darle cierta normalidad a la nueva etapa de su vida. Sin embargo, hasta que el ático esté a punto, María Teresa Campos vivirá con la madre de Alejandra Rubio. «Aún no está en las condiciones para que ella esté ahí. Cuando vi cómo estaba la casa, dije que bajo ningún concepto se quedaba ahí. Mi madre tiene su habitación en mi casa. Ojalá tuviera yo más sitio para que estuviera conmigo. ¿Tú sabes lo que es para una señora de una edad llegar a una casa llena de cajas? ¡Qué necesidad tiene de pasar por eso!», hacía hincapié.

María Teresa Campos dice adiós a su mansión de Molino de la Hoz

La ya antigua casa de la presentadora, valorada en unos 3 millones de euros, está ubicada en una de las zonas más exclusivas de la capital, a unos 20 minutos del centro y a otros 20 del Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama, uno de los espacios naturales de mayor valor de Madrid. Con sus 1.615 metros cuadrados construidos sobre un terreno de 6.365 metros. Dotada con 12 dormitorios, 15 cuartos de baño, piscina, ascensor, sala de cine y gimnasio, hace tiempo que se le había quedado grande a la malagueña. Por eso ha decidido dejar atrás su enorme chalé para mudarse a un piso cerca de la vivienda de su hija Terelu Campos en Aravaca.