Según la francesa, el excolaborador de ‘Sálvame’ intentó besarla y «meterle mano» hace 17 años en el reservado de una discoteca.


Si monta un circo, le crecen los enanos. A Antonio David Flores, las lista de féminas de su polémico ‘autobús’ de mujeres ha sido engrosada. Y de qué manera. En esta ocasión no ha sido una desconocida la que asegura haber mantenido un idilio con él. Ahora ha sido un personaje conocido el que ha revelado cómo el malagueño intentó ligar con ella. Según ha contado, nunca hubo romance, pero sí varios intentos de que hubiera un ‘rollito’ entre ambos.

Un testigo ha contado en ‘Sálvame’ que vio cómo el que fuera Guardia Civil se «lío con ella» en el reservado de una conocida discoteca. «Entre tonteo y tonteo los trabajadores los trincaron comiéndose la boquilla», ha explicado. Aquello, según su testimonio, sucedió en uno de los reservados el invierno de 2004. «Vieron a Olga subir las escaleras, lo avisaron y no pasó nada».

«Lo intentó cuando estaba con Rociito»

Del flirteo entre ambos no habían trascendido detalles hasta ahora que un supuesto testigo del coqueteo ha destapado la química entre ellos. Lo cierto es que entonces los dos tenían pareja. Así lo ha recordado la propia vedette. «¿Que me he liado yo con él? No. Me habrá ligado como ha ligado a todas. Lo intentó cuando estaba con Rociito, pero yo estaba con mi marido».

Instagram

A través de conversación telefónica con el programa de Telecinco, la francesa ha contado cómo se produjo su encuentro con el malagueño. «Yo estaba en la montaña, íbamos a esquiar. Estábamos invitados en el hotel, había una avería en el cuarto de baño, en la ducha de mi habitación. Le pregunté a mi vecino, que eran ellos… Y vino a ver el cuarto de baño y se quería aprovechar de mí y le he puesto en su sitio directamente. Yo estaba entonces con mi futuro exmarido -el bailarín cubano Michel Guevara– y enseguida le conté lo que me pasó», ha relatado. «Yo no me lío con hombres que son más bajitos que yo».

Marlene Mourreau: «Antonio David intentó meterme mano»

«Intentó besarme, meterme mano, una tontería», añadía. «Lo que pasa que cuando yo le dije a Rociito: ‘No puede ser tu marido…. este hombre no me ha querido creer en ese momento», detallaba. La artista ha negado de manera rotunda que el fugaz flirteo con el excolaborador llegara nunca a más. Eso sí, ha dejado claro que le dio la impresión de que es un hombre ardiente: «Es un hombre muy salido, muy cachondo, muy gracioso. Siempre le han gustado las mujeres sexy y con mucho pecho».