En medio de la polémica de Kiko Rivera e Isabel Pantoja, sale a la luz la entrevista que mantuvo Paquirri tan solo 10 minutos antes de morir en la plaza de toros de Pozoblanco.


La guerra que ha abierto Kiko Rivera contra su madre, Isabel Pantoja, sigue proporcionando noticias. Esto ha provocado que otros rostros conocidos se hayan visto envueltos en la polémica, como los hermanos del dj, Fran y Cayetano Rivera, o Agustín Pantoja, al que el juez acaba de tumbar una demanda en contra de Mediaset. Como no puede ser de otra manera, la herencia que Paquirri ha traído al torero de nuevo a la actualidad.

Pues bien, después de haber conocido cosas que no habían salido a la luz hasta el momento, ahora podemos saber la última conversación que mantuvo el torero Paquirri antes de morir en la plaza de toros de Pozoblanco. Se trata de una entrevista en la que Paquirri habla, entre otras cosas, de sus planes de futuro, su mujer y sus hijos que ahora ha sacado a la luz ‘Ya es mediodía’.

“Yo termino la temporada aquí en España, y aquí en Pozoblanco que es un público sensacional y es un público buenísimo donde me gustaría venir el tiempo que me quede de matador de toros, que no es mucho, que no es mucho”, empieza explicando Paquirri en la entrevista.

A sus 36 años se decía que ya no estaba en plena forma

Paquirri tenía 36 años y su carrera seguía siendo imparable, a pesar de que muchos decían que el torero ya no estaba en plena forma. “Lo importante es que haya polémica, sea buena o sea mala, porque ya mala siempre hay. Salió en la televisión en el parte diciendo que Paquirri era un éxito. Diría que una retirada a tiempo es un éxito y yo creo que es una injusticia porque un señor no puede hacer un juicio de un profesional solamente por una tarde”.

La entrevista tuvo lugar en el burladero cuando estaba esperando al toro que le mató, que se llamaba Avispado. Justo en este momento aseguraba que no pensaba nunca en que la corrida de toros en la que estaba era la última: «No me gusta decir la última, siempre me gusta decir la penúltima”.

Dedicaba unas bonitas palabras a sus tres hijos

No solo habló de su carrera profesional, también dedicó unas palabras a los miembros de su familia: “Mi meta en dos años, hasta cumplir veinte años como matador de toros, sería en el 86 y si dios quiere, a partir de ahí, me voy a dedicar a mi familia, a mi mujer, a mis hijos y a mis negocios». Paquirri dedicaba unas bonitas palabras a sus hijos, con los que tenía una relación estupenda: «Mis hijos son divinos, qué te voy a decir, mis hijos para comérselos», declaraba totalmente encantado con sus hijos.

Kiko Rivera ha recuperado la relación con sus hermanos

Kiko Rivera ha vuelto a presumir de buena relación con sus hermanos, con los que precisamente se reencontraba la semana pasada. Los tres acudieron hasta Barbate para ir a visitar a su tío Riverita, al que el dj no conocía. Kiko aseguraba haber pasado un momento increíble en familia. De hecho, de esta visita recibió un regalazo, un capote de su tío.

© Redes sociales.

El hijo de Isabel Pantoja ha sacado las garras por sus hermanos después de que ese 2 de agosto viera que las pertenencias de su padre estuvieran en una habitación secreta en Cantora. «Coge las cosas de papá y dáselas a sus hijos. Te vas a sentir mejor contigo misma». El dj recordaba hace unos días que cuando descubrió los sonados trajes de su progenitor tuvo una conversación con la artista. «Intento hablar con mi madre y se pone a la defensiva». Ella le dijo que aquello era suyo, pero él le replicó: «Esto es de los tres hijos de papá». Ha abogado porque este asunto termine, pero señalaba que para ello es preciso una llamada de la artista que no llega. «Lo único que sé es que mi madre me ha engañado durante toda la vida».

«Estoy hundido»

Resumía el momento que atraviesa con las siguientes palabras: «Estoy hundido psicológicamente. Lo único que quiero es que esta pesadilla pase pronto. Pasará cuando mi madre lo solucione y no me deje el pufo. Si a mi madre le pasa algo mañana, ese pufo me lo como yo. No lo voy a permitir. Creo que no es justo».