Una vez más, la actriz ha mostrado su anatomía al natural para la portada de una revista.


Itziar Castro lo ha vuelto a hacer. Ha revolucionado las redes. Y, una vez más, ha sido por mostrar su cuerpo al desnudo. La actriz ha posado como Dios la trajo al mundo para la portada de la revista ‘Goat’. Su imagen en cueros ha despertado infinidad de comentarios en las plataformas digitales, donde su nuevo posado al natural no ha pasado desapercibido.

«Soy una gorda feliz»

© @wearegoatmag

«Un honor ser portada de Goat Magazine. Bienvenido otoño», ha escrito la intérprete en su cuenta de Instagram. La imagen de su figura despojada de cualquier tipo de ropaje es su particular manera de reivindicar la figura femenina, independientemente de la forma que ésta presente. En más de una ocasión ha sido objeto de las críticas por su sobrepeso, pero ha sido capaz de ir contracorriente y demostrar que se siente muy a gusto con su cuerpo.

“Yo siempre he dicho que soy una gorda feliz. Me gusta mucho mi cuerpo y he insistido en que solo adelgazaría o tomaría medidas por salud. Así, me pongo en manos del doctor para quitarme estas acumulaciones de grasa. No es por estética, es por salud”. Son las declaraciones de Itziar Castro poco antes de entrar en quirófano a causa de la dolencia «crónica» que le han diagnosticado: el lipedema. Se trata de una enfermedad progresiva que afecta principalmente a mujeres. «En el confinamiento he descubierto que tengo una enfermedad que se llama lipedema, una enfermedad que sufre el 11% de las mujeres, pero que es una gran desconocida. Es una enfermedad genética, hormonal y progresiva«, ha detallado.

El lipedema «no tiene nada que ver con el peso. La padecen mujeres que son muy delgadas, y también con sobrepeso, como yo. Aunque muchas veces se ha relacionado con la celulitis, no tiene nada que ver», ha subrayado.

«Me escriben mucho por ser tan libre en mi sexualidad y en mi físico»

© @itziarcastro

Castro nunca ha tenido reparo en mostrar su cuero, y aunque recientemente ha tenido que pasar por quirófano parar tratar su obesidad, ha aclarado que lo ha hecho por su salud, no por intereses estéticos. Asimismo, ha reivindicado que comparte las fotografías de su anatomía porque es consciente del papel que juega como personaje público. «Siempre he estado en todos los saraos posibles y más desde que soy famosa porque creo que es importante dar visibilidad por las personas que no tienen esa libertad», ha dicho.

Consciente del interés que despiertan sus posts, admite que está preparada tanto para recibir halagos como críticas. «Me escriben mucho por redes sociales por ser tan libre en mi sexualidad y en mi físico. Aquí no es cuestión de llevar la bandera, es cuestión de ser natural y ser una misma a nivel vital».

© @itziarcastro

Famosa por sus papeles en ‘Vis a Vis’ o ‘Pieles’, Itziar Castro es una de las intérpretes más activas de las redes sociales. En ellas se muestra como una mujer satisfecha y sin complejos. En una entrevista con Risto Mejide en su programa ‘Chester’, la vasca hablaba sin pudor sobre su físico y sobre su relación con la comida.

Cuando era pequeña, sus padres trabajaban en un restaurante y la dieta que seguían en casa no era nada saludable. En su encuentro con el publicista y presentador reconocía que en la actualidad que no hace un dieta saludable. Cuando se mete de lleno en rodajes pasa muchas horas fuera de casa trabajando y eso le impide seguir una rutina. Es consciente de que debe perder peso -en el último año ha perdido 10 kilos- para evitar problemas derivados con la obesidad que padece.

Su espíritu de lucha lo ha heredado de su madre. Ésta también sufría de acoso en el restaurante donde trabajaba porque la consideraban fea. No la dejaban atender al público y la tenían relegada en la cocina porque tenía un angioma en la cara. “Al final acabó siendo la ‘maître’ del restaurante por su carisma. Mi madre te vende cualquier cosa. Por eso no ha querido ver la película, le remueve que la hiciesen sentirse diferente. Tienes que ser muy fuerte para que siendo diferente la gente no te haga daño», ha detallado.

Según relataba a Risto en 2019, su infancia no fue nada fácil. Sufrió episodios de bullying y que recibió insultos y agresiones por parte de otros niños: «Me han insultado y pegado». Esos insultos solo tuvieron lugar en el pasado. En la actualidad también los recibe a diario en las redes sociales. Pero ha sabido lidiar con este tipo de situaciones y sabe poner buena cara ante la adversidad. Ante todo, sabe hacer una lectura positiva de lo que ha vivido. “Los que antes me hacían bullying ahora son fans, y esa es la mejor venganza».