La actriz Mónica Estarreado alquiló su vivienda a las afueras de Madrid y sin ella saberlo se celebró una fiesta ilegal en plena crisis sanitaria.


Ya han sido varios los famosos que han alquilado sus residencias durante la pandemia y no siempre ha salido bien. Ejemplo de ello Leticia Sabater u otros rostros conocidos como la actriz, Mónica Estarreado, quien arrendó su vivienda sin saber que se iba a celebrar una fiesta. Nos remontamos al pasado domingo cuando tanto la Guardia Civil como la Policía Local se personaron en Villanueva de la Cañada, en concreto, en un chalet situado en la Urbanización La Raya de Palancar. En su interior, había un centenar de personas que desde las 8 de la tarde del sábado hasta la mañana del domingo estuvieron de celebración, llegando a colapsar la zona con coches privados o de VTC en las horas previas a la celebración. No fue lo único que alertó a los vecinos, también lo hizo el volumen alto de la música que los asistentes a la fiesta habían puesto. Una situación que llevó a que los agentes se personaran en el lugar, al igual que Mónica, que acudió para que los inquilinos abrieran la puerta, eso sí, sin éxito.

Monica Estarreado
Gtres

Según ha informado EFE, las autoridades pusieron 78 propuestas de sanción, siendo varios los famosos de la televisión que estaban presentes. Entre ellas, la Policía Local interpuso 28 y es que fueron muchas las medidas que no se respetaron en esta fiesta de más de 14 horas de duración. Fue en la planta inferior de la propiedad donde se estaba produciendo la celebración, sin embargo, nadie abrió la puerta, de hecho, habían cerrado con llave desde el interior para que nadie pudiera entrar. Desde las 7 y media de la mañana y a medida que los invitados salían de la fiesta, la Policía tras identificarles les entregaba las sanciones por incumplir la normativa vigente en el estado de alarma. Entre las que no se habían cumplido, destacaban la medida de restricción a la movilidad así como la celebración de no convivientes en ámbito privado.

La actriz no se ha pronunciado al respecto, sin embargo, no ha podido evitar que su nombre cope titulares por este asunto tan incómodo. Mónica Estarreado no era conocedora de la fiesta que se estaba celebrando en el interior de su vivienda, tal y como ya le sucedió a Sabater en una zona muy cercana a su casa. De momento, no han trascendido nombres de las personas que hicieron caso omiso a las leyes y acudieron a esta fiesta ilegal que tantas críticas ha cosechado en redes sociales.