Carlota Corredera ha explicado en ‘Sálvame’ que Rocío Carrasco puede decidir si incluir o no a su hija en la herencia que le correspondería a su muerte.


Este jueves, Rocío Flores ha revelado que no tiene ningún recuerdo de su abuela, Rocío Jurado. De ella solo guarda un único objeto: un rosario que le entregó su madre, Rocío Carrasco, poco después del fallecimiento de ‘la más grande’. Las palabras de la joven han sido muy comentadas en ‘Sálvame’, donde Carlota Corredera ha revelado una importante decisión que su amiga deberá tomar sobre el futuro de su hija.

«Si Rocío Carrasco decide desheredar a su hija no estaría incumpliendo ninguna ley por sentencia judicial», ha explicado la presentadora. Según ha recordado, Rocío Flores tiene motivos suficientes para no ser incluida en la futura herencia de su progenitora por la sentencia tras la paliza que le propinó cuando tenía 15 años. «La justicia le da la posibilidad de no incluirla en la legítima o no incluirla en la herencia, pero no sé si lo ha hecho«, ha explicado la periodista.

La de Vigo, íntima amiga y defensora de Carrasco, ha dejado caer con sus palabras que existe la posibilidad de que esta decida dejar fuera a su hija mayor de su lista de herederos porque existen causas de peso para ello. Ella no sabe a ciencia cierta cuál ha sido la decisión de ella sobre este tema, pero sí está al tanto de que podría dejar a su hija sin ninguno de sus activos o sus pasivos si lo desease.

Rocío Flores felicitación hermano
Telecinco

Sobre el tema de las herencias en el clan Mohedano, hay que recordar que a la muerte de la cantante, el 1 de junio de 2006, Rocío Carrasco fue su heredera universal. Un heredero universal es aquel que posee los bienes legados por persona fallecida, posesión que refiere tanto a los activos y como a los pasivos. El heredero universal es un sucesor a título universal. Es decir, no solo recibe los bienes de la herencia sino también las deudas del testador si las tuviera.

Tras el fallecimiento de la tonadillera, en su primogénita recayó un patrimonio valorado en 7 millones de euros, así como el patrimonio musical y los derechos de sus canciones y los efectos profesionales y personales de la chipionera, como trajes, joyas, fotografías, obras de arte, muebles y vajillas, entre otros. Objetos que vieron la luz el pasado martes en riguroso directo en el especial ‘El último viaje de Rocío Jurado’, producido por La Fábrica de la Tele y emitido en el horario habitual de ‘Sálvame’.

Rocío Jurado no dejó herencia a sus nietos

Durante la emisión de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, Rocío Carrasco explicaba por qué la Jurado no dejó nada a sus nietos. Según su testimonio, su madre no quería que nada acabara en manos de su padre, Antonio David Flores: «La tenían que matar antes de que él viera un duro».

La versión de Amador Mohedano es bien distinta. El que fuera mánager de la cantante reveló en su día que su hermana Rocío le dejó la mayor parte de su herencia a su hija para que ésta lo repartiera con sus nietos según creyera conveniente. «Mi hermana dejó a su hija Rocío tres partes del testamento para que heredasen sus nietos», ha dicho. Y ha desvelado que fue su sobrina la que le pidió a su madre que no dejara nada a sus propios hijos.

Sobre este asunto, Corredera también se ha pronunciado. «Era su voluntad, así se llama acto de últimas voluntades y ella considera que no debe de dejárselo. Rocío Flores por no tener de su abuela no tiene ni a la que parió su abuela y no lo tiene porque lo ha decidido ella», ha explicado, sentenciando, una vez más, a Rocío Flores.