David Silva se sincera: «No puedes concentrarte en tu trabajo cuando tienes un problema con tu hijo»

David Silva ha hablado por primera vez de los momentos tan difíciles por los que pasó después de que su hijo tuviera que ser ingresado en el hospital.

David Silva vivió uno de los momentos más delicados de su vida después de que su hijo Mateo tuviera que ser ingresado en el hospital durante cinco meses. Con tan solo 25 semanas, el pequeño Mateo tuvo varias complicaciones, por lo que tuvo que ser ingresado en un hospital de Valencia.

El futbolista no tuvo reparos a la hora de hablar de estos momentos difíciles por los que pasó él y su familia en una entrevista exclusiva con The Sun. «Estaba muerto de miedo. Fueron tiempo difíciles, los meses más complicados de mi vida. Vine a España y hablé con los médicos, que tenían respuestas diferentes. No sabíamos qué iba a pasar mañana», ha comenzado explicando.

David, que actualmente juega en el Manchester City, contó con la ayuda de su entrenador, Guardiola, que le permitió no estar en algunos partidos para que pudiera estar junto a su hijo en estos momentos: «No puedes concentrarte al 100% en tu trabajo cuando tienes un problema así».

Durante los partidos que tuvo jugar, David vivía con tensión, porque no sabía qué iba a encontrarse al terminar: «Cuando vuelves al vestuario y miras el móvil, comienzas a preguntarte: ‘¿Qué estará pasando?’ ‘¿Estará mejorando?’ ‘¿Qué es lo que va a pasar?'».

Ahora su hijo está recuperado, y no puede estar más feliz: «Gracias a Dios todo está bien ahora. Tengo que vigilarlo todo el tiempo. Los doctores están haciendo diferentes pruebas, pero cruzo los dedos para que todo vaya bien. Estoy muy feliz y estaré 100% listo para la nueva temporada».