David Bustamante vuelve a la casa que compartió con Paula Echevarría, ahora con Yana Olina

La casa que David Bustamante y Paula Echevarría compartieron durante sus años de matrimonio ha sido siempre motivo de muchas incógnitas. Según ha podido saber SEMANA, ahora que la cantante ha empezado a vivir en su nuevo chalet, el cantante ha aprovechado para volver a ella y mostrársela a su nueva novia, Yana Olina. Te lo contamos en primicia.

Bustamante se va de concierto con una mujer (y no es Yana Olina)

15Comenzando una nueva etapa

El primero de ellos tuvo lugar hace apenas unos días, cuando se conoció que David Bustamante y su exmujer, Paula Echeverría, habían colgado el cartel de ‘se vende’ en la casa de Villafranca del Castillo que compartieron durante su matrimonio. Una vivienda en la que la actriz ha vivido hasta hace apenas unas semanas, cuando se ha mudado a su nuevo hogar.

14Recordando los lugares de su pasado

El segundo de estos grandes pasos llegó poco después de saber que David Bustamante y Paula habían puesto el cartel de ‘se vende’, cuando el cántabro ha decidido volver al que un día fue su hogar junto a su actual pareja, Yana Olina, para mostrarle cómo era el hogar que un día compartió con su ex y su hija, Daniella, y que ahora está buscando un nuevo dueño.

13Llegaron juntos en el coche de Bustamante

En las imágenes que SEMANA te muestra en PRIMICIA, se puede ver a la pareja llegando en el todoterreno de David. Al no tener puertas automáticas, el cantante se tuvo que bajar para abrir las puertas de la casa y poder aparcar dentro. Fue entonces cuando se dejó ver con un look muy casual: camiseta blanca, bañador, zapatillas blancas y gorra.

12Yana intentó pasar desapercibida

Por su parte, Yana Olina intentó pasar desapercibida. De hecho, no se bajó del vehículo hasta que las puertas de la casa estuvieron cerradas. A pesar de que ambos confirmaron que son novios el pasado mes de abril con varias fotografías en las que aparecían juntos, por el momento prefieren seguir disfrutando de su historia de amor con toda la discreción que les es posible.

11Estuvieron muchas horas dentro

Según ha podido saber este medio, David y Yana pasaron varias horas dentro de la casa, todavía propiedad de David y Paula. Un impresionante chalet de 330 metros cuadrados de vivienda cuyo plato fuerte está en el exterior, en el jardín, más de 2.500 metros cuadrados de jardín, vegetación y una gran piscina.

10Aprovecharon el buen tiempo para darse un chapuzón

Como ya adelantaba el look de Bustamante, la visita al domicilio tenía un objetivo extra, el de darse un baño en la gran piscina. Adelantándose a la llegada del verano, la pareja aprovechó el buen tiempo para inaugurar la temporada de piscina. De hecho, tras uno de los baños David subió una fotografía en Instagram en la que, con el pelo mojado, dejaba constancia de ello.

9La piscina era uno de los rincones favoritos de la actriz

La historia de amor de David y Paula no salió como a ambos les hubiera gustado, pero eso no significa que no fueran muy felices. Su casa de Villafranca del Castillo se convirtió en su particular refugio, donde vivieron momentos muy felices en familia en los que, sin duda, pasaron muchos ratos en la piscina, uno de los rincones favoritos de la actriz.

8Del chándal a un look elegante

Varias horas después, tras la refrescante tarde, llegó el momento de volver a trabajo para David Bustamante. El de ‘Feliz’ salió de la que todavía es su casa con un look totalmente diferente al de por la mañana, dejando atrás el bañador para vestirse con algo más formal, un pantalón negro y una camiseta negra que combinó con una chaqueta de cuero a tono y una gorra.

7Le fueron a recoger en un coche de lujo

En la puerta le estaba esperando un coche de lujo de la marca Mercedes con un chófer. Si bien seguro que le hubiera encantado quedarse en la piscina junto a su novia, el trabajo llamaba y es que David tenía un compromiso ineludible fijado en su agenda desde hacía semanas.

6¡Sabemos qué estuvo haciendo!

David Bustamante fue uno de los artistas invitados al concierto que ofreció la cantante Paty Cantú en la sala Joy Slava de Madrid. Una cita a la que también acudió Pablo López y en la que el artista lo dio todo vestido con el mismo look que llevaba cuando salió de su casa, dejando a Yana Olina en el interior.

5Mientras tanto, Yana se quedó dentro de la casa

Como la vivienda se encuentra deshabitada, la bailarina rusa prefirió quedarse en la casa de Villafranca del Castillo. Cualquiera que conozca las redes sociales entenderá el motivo y es que, además del baile, la otra gran pasión de Yana es el agua. De hecho, gran parte de las fotografías que sube están tomadas en las playas de Mallorca, donde ha vivido hasta hace muy poco.

4El cartel continúa colgado en el muro

Si bien es cierto que tras la separación la actriz continuó viviendo allí con su hija hasta que se terminaba de construir su hogar, que acaba de estrenar, ahora la casa está vacía. Esto hace que sea el mejor lugar para disfrutar de una jornada de piscina, como ya han demostrado David y Yana.

3La última vez que se vio a un Bustamante en Villafranca

Una de las ultimas veces que se vio a un Bustamante en la casa de Villafranca fue el pasado mes de enero cuando el padre de David, Gervasio Bustamante, acudió a recoger a su nieta, Daniela. A pesar de la separación, siempre han intentado que todo sea lo más normal posible para la niña, a la que toda la familia quiere y protege.

2Han conseguido rehacer sus vidas por separado

Tras darse a conocer su ruptura, las cosas estuvieron muy agitadas entre David Bustamante y Paula Echevarría. Sin embargo, el paso del tiempo lo normalizó todo y, a día de hoy, ambos han rehecho sus vidas sentimentales y están pasando por unas etapas muy bonitas.

1Su hija, Daniela, sigue siendo lo más importante para ambos

Aunque han vuelto a encontrar el amor, los dos tienen muy claro que lo más importante no son ellos ni sus nuevas parejas, sino su hija, Daniella. Por la pequeña son capaces de lo que sea y, de hecho, no dudan en quedar como una familia cuando es necesario para que la niña disfrute como antaño.