La estilista nos revela para SEMANA en qué punto se encuentra su boda con el empresario Raúl García, tras la crisis sanitaria.


Espontánea y divertida como nadie, Cristina Rodríguez, conocida por su profesión de estilista en programas como `Supermodelo´ o `Cámbiame´, se ha encontrado en la misma situación que otros famosos, como Chenoa o Anabel Pantoja: la cancelación de su boda. La alicantina tenía previsto casarse con su pareja, Raúl García, director de la compañía Fiat en España, el día 13 de junio de 2020 en Benidorm, la tierra natal de la colaboradora. Una ceremonia íntima, a la que, según había desvelado, acudirían famosos como Juan Avellaneda, Marta Torné o Maribel Verdú.

La figurinista habló con SEMANA y nos desveló cómo se encuentran actualmente los preparativos de la boda. A pesar de que en la actualidad no trabaja en el mundo de la televisión, ella misma nos confirmó que le encantaría volver a trabajar en él, y que tiene muchas cosas que celebrar. Además de sus futuros proyectos, todos ligados al mundo del cine y la televisión, la estilista ha sido nominada hasta en cinco ocasiones a los Goya, y dos a los premios Gaudí. Natural y transparente donde las haya, Cristina Rodríguez nos ha desvelado cómo ha llevado el confinamiento, en qué punto se encuentra su relación con su futuro marido y si volvería al programa que la lanzó a la fama televisiva, el extinto `Cámbiame´.

¿Cómo has llevado estos dos meses?
Al principio estaba agotada, porque llevaba muchos años trabajando sin parar. Así que me vino bien, ha sido como una oportunidad para descansar, porque al principio pensábamos que iban a ser solo quince días, pero al final se ha ido alargando. Es verdad que soy creativa. Primero estuve tele trabajando hasta finales de semana santa y luego me he dedicado a escribir y a cocinar. Yo no sabía que tenía don para cocinar y me han salido unos platos riquísimos. Nunca en la vida podría imaginarme que podría decirte esto: he estado a gusto en mi casa.

¿Qué te ha sorprendido en este confinamiento?
He creado un vínculo alucinante con mi madre, nos hemos contado todo. Una unión que yo no había tenido en mi vida, porque siempre he sido de vivir mi vida muy fuera de casa. Muy de amigos y muy poco de familia. Siempre que me llamaba era de decirle que la llamaba más tarde, y al final pasaban los días y esa llamada no se producía. Solo por esto, este horror ha merecido la pena, saber que lo importante es la familia.

¿Eres de las que se han arreglado para estar en casa o te la has pasado en pijama?
No, en pijama no. Me he puesto cómoda, pero me he arreglado, maquillado y me he duchado todas las mañanas. Un día he podido estar más dejada, pero siempre intento estar mona, porque si no me deprimo. Luego voy por la casa, me miro en el espejo y me asusto.