Isabel Pantoja cumplió dos años de condena por blanqueo de capitales en la cárcel de Alcalá de Guadaira. Su confesor desvela cómo fue su vida allí.


Uno de los episodios que es un tema tabú para Isabel Pantoja, además de los más complicados a lo largo de su vida fue el de su entrada en la prisión de Alcalá del Guadaira, un centro penitenciario solo para mujeres. La tonadillera cumplió condena de dos años de cárcel por blanqueo de capitales entre el 2014 y el 2016. Cinco años después de su salida, el que fuera su confesor y capellán de la prisión revela lo nunca antes dicho sobre la estancia de la cantante.

Asegura que Isabel Pantoja ha sido de las personas que ha llevado peor su estancia allí

Ha querido preservar su identidad pero ha confesado que Isabel Pantoja era una persona muy reservado dentro de las cuatro paredes de la prisión de Alcalá del Guadaira. «Lo pasó muy mal, estaba muy angustiada, muy tensa. Intentó por todos los medios no entrar como todo el mundo y le salió mal», dice en una entrevista exclusiva a ‘El programa de AR’. Y añade que «aunque la cárcel es malo para todo el mundo y no vas a hablar bien, todos tratan de olvidarlo, pero ella lo llevó peor. ¡Se le notaba en la cara!».

Isabel Pantoja
© Gtres

«Interiormente no lo acepta y es una rebeldía. Ella no quería entrar, se avergüenza y eso le ha perjudicado en su carrera… lo toma como una cosa mala«, desvela sobre la estancia de Isabel Pantoja en el centro penitenciario. Además, el capellán cree que Isabel Pantoja está muy arrepentida de los delitos que cometió y de haber tenido que pasar una temperada encerrada: «No sé si se arrepentirá o no… sinceramente, creo que está muy arrepentida», cuenta al citado medio en una sincera entrevista.

¿Recibió la tonadillera trato de favor durante el tiempo en prisión?

A lo largo del tiempo en el que Isabel Pantoja estuvo en la cárcel y desde su salida mucho se ha hablado de si la tonadillera tuvo algún trato de favor o no dentro del centro. Son muchos los confidentes que estuvieron con ella e incluso algunos funcionarios que aseguraron que sí tuvo algunos beneficios que el resto de presas no disfrutaron, algo que desmiente completamente el capellán de la prisión de Alcalá del Guadaira. Según él, Isabel Pantoja no recibió trato de favor alguno. Así lo cuenta: «Ningún trato a favor, estaba normal como todas. Lo que pasa es que cuando entra una persona así tienes que tener cuidados para que no se hagan fotos. Trato de favor no, al revés».

A pesar de esa confesión, ha querido matizar sus palabras. «Es como en la sociedad, cuando uno no lo conocen va sin vigilante ni nada, pero cuando uno es personaje público pues tiene que ir con cuidado«, dice. Además, explica que «la presión que había allí y todo, los funcionarios saltaron y se cansaron».