Iván Reboso

Chabelita, vestida de blanco, llega a la boda de Anabel Pantoja: «Mi prima lo ha pasado fatal»

La hija de Isabel Pantoja reconoce que su prima está nerviosa ante su boda, marcada por la muerte de doña Ana y por las ausencias de Isabel y Bernardo Pantoja, así como la de Kiko Rivera e Irene Rosales.

Chabelita ha sido la primera invitada en llegar a la esperada, comentada y polémica celebración de boda de Anabel Pantoja y Omar Sánchez. Guapísima, ha llegado a la playa de Pedro Barba, en la isla de La Graciosa, enfundada en un ceñidísimo vestido blanco. Muy guapa, la joven ha confesado estar muy ilusionada ante esta fiesta, que tiene lugar contra todo pronóstico y apenas dos días después de la muerte de doña Ana.

«Mi prima estaba nerviosa, pero mi prima es súper exagerada. No he visto el vestido porque me ha dicho que es una sorpresa. Estoy muy contenta, muy ilusionada y espero que todo salga genial», ha explicado la hija de Isabel Pantoja a su llegada al lugar del evento.

Iván Reboso

«Vamos a intentar que sea ameno todo esto»

Isa ha admitido que los últimos dos días han sido muy difíciles para Anabel, que «lo ha pasado fatal». Ella cree que ahora toca disfrutar y aceptar la voluntad de su prima: «Se respeta y ya está». Acompañada de su hijo Alberto, la cantante y colaboradora televisiva ha contado que le desea lo mejor a Anabel: «Vamos a intentar que sea ameno todo esto que está pasando».

Anabel y Omar celebraron su boda civil 17 de septiembre, pero es este viernes cuando juran su amor eterno delante de unos 70 invitados. Esta es una boda teñida de luto, que se produce dos días después del fallecimiento de la matriarca de Los Pantoja, y marcada por dos grandes ausencias, la de Kiko Rivera e Irene Rosales, que no se encuentran con fuerzas para

© Gtres.

«Espera, que no leo bien. ¿Comercializo con una pérdida? ¿Cuándo? ¿Dónde? No se puede tener tan poca empatía», estallado Anabel ante las críticas recibidas por seguir adelante con su boda. Harta, ha reivindicando su derecho a «hacer lo que le dé la gana cuando se le va alguien sin ser juzgado».

Además, «y lo más importante», Anabel ha querido dejar claro que entiende «perfectamente» la decisión de Kiko Rivera de no ir a su boda: «Su situación actual y su estado no es el mío«. «El me pidió perdón, por no venir y yo le entendí, me da rabia pero respeto su decisión, al igual que la de Irene», ha asegurado, confesando que «siempre querré lo mejor para el. Aquí se zanja».