Cepeda durante su última actuación en la gala 7 de ‘Operación Triunfo’.

Thalía, Ricky y Mireya han sido las tres víctimas que se ha llevado Cepeda por delante. Es la cuarta nominación para el orensano, que en esta ocasión se batirá en duelo con Raoul. El catalán no se esperaba estar sentado en el sillón de nominados y no pudo evitar mostrar un rostro serio y molesto. Son muchas las críticas que recibe Cepeda a través de las redes sociales, pero ahí sigue. Dentro del concurso. 

Cepeda es uno de los concursantes más polémicas de esta edición. A la vez que tiene muchos detractores, también tiene muchos seguidores. Pues a pesar de estar siempre en la cuerda floja, los tele espectadores consiguen salvarlo cada semana. 

¿Pero por qué critican al cantante? Uno de los motivos más sonados es el de su actitud. No es muy solidario con el resto de sus compañeros y todavía no ha conseguido afianzarse al grupo que el resto de ellos ha creado. Además, su actitud solitaria e introvertida hace que ni siquiera tenga expresión facial. Cuando lo salvan, cuando lo nominan, cuando está feliz o cuando está triste: el rostro de Cepeda siempre es el mismo. 

Esta semana se batirá en duelo con Raoul, que fue nominado a pesar de su gran actuación con Agoney.

Otro de los motivos es el de que no arriesga. Sabe qué registro le sienta bien y el estar nominado le ayuda, ya que siempre elige canciones acordes a él. Pablo Alborán o Antonio Orozco son sus referentes. Mientras que el resto de sus compañeros siempre actuan según la elección de los profesores y puede que a veces sean de su agrado o no. 

Pero no todo es malo, también tiene grandes cualidades, ya que por ello sigue en la Academia. Una de ellas es su voz, al más puro estilo pop comercial, por lo que tiene muchos fans, que son seguidores de este estilo musical. Además la buena relación que aguarda con Aitana, una de las favoritas del programa, también hace que se convierta en su «ángel de la guarda». De hecho, la joven rompió a llorar al ver que Cepeda volvía a estar nominado. Eso enternece el corazón de cualquiera que esté viendo el programa.