La oficina del forense del condado de Los Ángeles ha revelado que la causa de la muerte fue un traumatismo severo.


El fallecimiento de Kobe Bryant, el 26 de enero de este año, dio la vuelta al mundo y sacudió con fuerza al mundo del deporte. El legendario exjugador de baloncesto fallecía a los 41 años, víctima de un fatal accidente de helicóptero junto a su hija Gianna, de 13, en Calabasas, California. En el siniestro murieron un total de nueve personas. Casi cuatro meses después, se han dado a conocer las autopsias de la estrella de la NBA, así como del resto de fallecidos.

La oficina del forense del condado de Los Ángeles ha revelado que la causa de la muerte fue un traumatismo severo. Además, el informe señala que todos sufrieron heridas fatales inmediatas cuando el helicóptero chocó contra una ladera. Otro datos de interés que arroja el documento es que el piloto, Ara Zobayan, no había consumido ni alcohol ni drogas.

Por el momento, las autoridades continúan inmersos en la investigación que determinará cuál fue la causa exacta que provocó el choque del helicóptero en el que perdieron la vida un total de nueve personas. El legendario jugador de baloncesto se desplazaba habitualmente en helicóptero y, en esta ocasión, se dirigía a una competición de su hija.

Kobe Bryant se consagró como uno de los mejores jugadores de baloncesto de la historia y se retiró de las canchas hace cuatro años. Jugó 20 temporadas en Los Ángeles Lakers y logró 5 anillos de campeón de la NBA. Mantenía un sólido matrimonio con Vanessa Laine de casi dos décadas y habían formado una gran familia

Tras el fallecimiento de su marido e hija, su mujer se mostró totalmente devastada: «He sido reacia a expresar mis sentimientos en palabras. Mi cerebro se niega a aceptar que tanto Kobe como Gigi se hayan ido. No puedo procesar que ambos no estén al mismo tiempo. Es como si estuviera tratando de procesar la desaparición de Kobe, pero mi cuerpo se niega a aceptar que mi Gigi nunca volverá a mí», escribía, junto a un vídeo de su marido y su pequeña. Añadía que necesitaba ser fuerte por sus otras tres pequeñas.