La actriz ha participado en un desfile de Fendi y su aspecto ha despertado numerosas críticas. A sus 58 años, su nueva cara ha dado la vuelta al mundo.


Que a Demi Moore le gusta pasar por quirófano lo sabe el mundo entero. Ahora bien, que no tiene límites en su afán de lucir eternamente bella es cosa nueva. La actriz, de 58 años, parece dispuesta a llegar a donde sea con tal de lucir un aspecto joven. Este miércoles, la ex de Bruce Willis participaba en un desfile de Fendi. La casa italiana presentaba su nueva colección con la participación de grandes estrellas, como la estadounidense o las  modelos Kate Moss o Naomi Campbell. En cuanto apareció la actriz, los nuevos diseños de la firma pasaron a un segundo plano. Porque en cuanto las fotos empezaron a difundirse millones de personas se hacían la misma pregunta: «¿Qué se ha hecho en la cara?».

Demi Moore Paris Fashion Week Fendi Spring Summer 2021 Haute Couture collection for Paris Couture Week SS21. ( Photo Courtsey of Fendi )<br /> Model Cara Delevingne , Lily Grace Moss, Kate Moss, Bella Hadid, Demi Moore<br /> Pictured: Demi Moore<br /> Ref: SPL5208734 270121 NON-EXCLUSIVE<br /> Picture by: SplashNews.com<br /> Splash News and Pictures<br /> USA: +1 310-525-5808<br /> London: +44 (0)20 8126 1009<br /> Berlin: +49 175 3764 166<br /> photodesk@splashnews.com<br /> World Rights, No Italy Rights<br /> *** Local Caption *** .
GTRES

La protagonista de ‘Ghost’ reaparecía en público con una imagen completamente transformada. Con un torso absolutamente liso, los ojos sin la más mínima arruga y el contorno del rostro muy marcado y unos pómulos superlativos, su nueva imagen ha provocado un aluvión de críticas en las redes sociales.

No es la primera vez que Demi Moore ocupa titulares en los medios de comunicación por su afición al bisturí. En los últimos años, su aspecto físico ha sido motivo de noticia: desde su extrema delgadez a sus constantes retoques. Unos retoques de los que, curiosamente, la intérprete ha renegado. “No me gusta la idea de someterme a una operación para retrasar el proceso de envejecimiento, es una forma de combatir la neurosis”, decía en 2007. «El bisturí no te hará feliz».

A lo largo del último año, la actriz se ha mostrado al natural en las redes sociales. Allí, sus 2,1 millones de seguidores han sido testigos de su asombrosa transformación física. En su lucha para detener el paso del tiempo, está claro que esta vez se ha pasado.

En una entrevista más reciente, concedida en 2019 al ‘Daily Mirror’, aseguró que estaba “abrazando” el proceso de envejecimiento, aunque no todo lo que ve en el espejo le agrada. “La gravedad va en algunas direcciones que no me gustan. Puedo mirarme en el espejo de vez en cuando y decir: Estás mintiendo, yo no me veo así”, reconocía.