En medio de la investigación policial, varios trabajadores han denunciado algunas de las irregularidades que había en el set de rodaje: «No se siguieron los protocolos de seguridad».


Alec Baldwin está pasando por uno de los peores momentos de su vida después de que el pasado jueves matara por accidente a Halyna Hutchins, directora de fotografía de la película que estaba rodando, tras disparar una pistola de atrezo que supuestamente era de fogueo. Una tragedia que ha puesto en jaque la seguridad de los rodajes y en la que se está mirando con lupa todos y cada uno de los movimientos que se dieron con anterioridad hasta llegar al triste desenlace. En medio de la investigación que mantiene en vilo a Hollywood, el actor ha roto su silencio asegurando que su «corazón está roto».

Foto: Gtres

«No hay palabras para transmitir mi conmoción y tristeza en relación con el trágico accidente que se llevó la vida de Halyna Hutchins, una esposa, madre y colega profundamente admirada por todos nosotros», escribía Alec Baldwin a través de su cuenta de Twitter. El actor también desvela que está cooperando en todo lo que puede con las autoridades en la investigación policial para poder llegar a esclarecer qué es lo que ocurrió durante el rodaje de la película en nuevo México.

«Estoy en contacto con su marido, ofreciéndole mi apoyo a él y a su familia. Mi corazón está roto por su marido, su hijo y todos los que conocían y querían a Halyna», aseveraba. El marido de la directora de fotografía, Matthew Hutchins, también se ha pronunciado al respecto asegurando que no encuentra las palabras concretas para poder explicar cómo se siente tras la tragedia. En su conversación con ‘The New York Post’, el viudo aseguraba que había hablado mucho con Alec Baldwin y destacaba el gran trabajo que había hecho el actor a la hora de apoyarle ante la situación.

¿Irregularidades en el set de la película de Alec Baldwin?

A lo largo de las últimas horas están saliendo a la luz nuevas informaciones sobre lo que había sucedido horas antes del trágico suceso. En concreto, según publica ‘Variety’, varios trabajadores del equipo de cámaras se retiraron del rodaje días antes en señal de protesta por las condiciones en las que se veían obligados a trabajar. «Estoy luchando para que en esta película, mi equipo tenga habitaciones de hotel cuando terminamos tarde o estamos demasiado cansados para conducir de vuelta desde el lugar de grabación hasta Alburquerque. O nos dicen que no o nos ofrecen un nefasto motel que hay junto a la carretera que se utiliza para refugiar a personas sin techo», escribía Lane Luper, uno de los asistentes de cámara. Un comentario que llegaba después de que el propio Alec Baldwin animara al sindicato a convocar una huelga mientras se negociaba un convenio con la patronal de estudios de Hollywood.

Esto provocó que seis de esos trabajadores fueran sustituidos por otro grupo de personas que no estaban sindicalizados. Además, estos empleados explican que durante el rodaje de ‘Rust’ no se siguieron los protocolos de seguridad e indican que en las jornadas previas hubo varios problemas con ese mismo arma.