La pareja se llevaba 22 años y habían mantenido una relación hace tres décadas.


Lejos de los focos, la vida real de Pamela Anderson bien podría inspirar al mejor guionista de Hollywood. Hace tan solo doce días, la actriz contraía matrimonio de nuevo, esta vez, con el productor de cine estadounidense, Jon Peters, de 74 años. Se trataba del quinto matrimonio para la mítica ‘Vigilante de la playa’, de 52 años, los mismos que llevaba a sus espaldas el magnate. Aún sin formalizar los trámites legales del enlace, la intérprete ha mandado un comunicado a la revista ‘The Hollywood Reporter’ donde confirma que sus vidas toman caminos separados. 

«Agradeceríamos vuestro apoyo ahora que nos vamos a tomar un tiempo para reconsiderar lo que queremos de la vida y el uno del otro. La vida es un viaje y el amor es un proceso. Con esa verdad universal en mente, hemos decidido de mutuo acuerdo posponer la formalización de nuestro certificado de matrimonio y poner nuestra fe en este proceso. Gracias por respetar nuestra intimidad», dicta la nota.

La ceremonia tuvo lugar el pasado 20 de enero y asistieron los dos hijos de la actriz, las tres hijas del magnate y su exmujer, Christine Forsyth-Peters. La sorprendente noticia ha dado la vuelta al mundo. La pareja se llevaba 22 años y habían mantenido una relación hace alrededor de tres décadas. Según lo publicado por los medios estadounidenses, el magnate siempre había estado enamorado de Pamela Anderson desde un primer encuentro en la mansión de Playboy.  

«Durante 35 años solo he querido a Pamela. Ella me vuelve salvaje, en el buen sentido. Me inspira. La protejo y la trato como merece ser tratada», aseguró a la cita publicación norteamericana. Además, el productor añadía que desde que la vio con 19 años, supo que la actriz sería una estrella: «Nunca ha fomentado todo su potencial como artista. Todavía tiene que brillar realmente».