«Siempre será mi inspiración y mi ícono de moda. Te echaré de menos el resto de mi vida…», ha escrito la cantante en sus redes sociales.


Duro golpe para Miley Cyrus. Unos días después de arrasar con su nuevo single, «Midnight Sky», la actriz y cantante ha tenido que decir adiós a una de las personas más importantes de su vida. Loretta Finley, la abuela de la exestrella Disney, fallecía el pasado 22 de agosto a los 86 años.

Miley Cyrus ha utilizado sus redes sociales para rendirle tributo a su abuela materna, a la que cariñosamente apodaban «Mammie». «Aunque te hayas ido… Nada ha cambiado ni cambiará nunca. Siempre será mi inspiración y mi ícono de moda. Pero no solo eso. Serás el modelo definitivo de ser una verdadera luz en un mundo completamente oscuro. Eres un destello de sol. Cada vez que me despierte, veré esa bola de fuego en el cielo y veré tu cara», escribe compungida la cantante.

«Rezaré para agradecerle al cielo que me haya dado a la mejor abuela que una niña podría tener. Te echaré de menos el resto de mi vida… No te quepa duda de que mantendré tu espíritu vivo aquí y continuaré haciendo el bien a los demás y tratándolos de la manera en la que todos deseamos ser tratados. Con la misma gentileza que tú mostrabas a diario. Nos dolerá todos los días pensar que ya no estás con nosotros», prosigue emocionada.

Junto al texto, la que fuera protagonista de ‘Hannah Montana’ ha publicado una serie de imágenes en las que se puede apreciar lo unidas que estaban. Abuela y nieta eran uña y carne y siempre estaban juntas en los momentos más importantes de la cantante.

Por otro lado, Cyrus también ha hecho uso de sus redes sociales para expresar lo que sentía y ha querido recordar una canción que le compuso a su «Mammie» en 2016. «A todos mis fans: sé que he estado desaparecida en los últimos días pero las persona a la que más quiero y que las palabras no pueden definir lo mucho que la quería, también lo ha hecho. Te echaré de menos. Sé que ahora volverá a retomar su vida amorosa con mi abuelo allí arriba en el cielo», escribía desolada.

Un golpe que llega tras su ruptura con Cody Simpson

A pesar de que parecía que Miley Cyrus, de 27,  estaba pasando por una de sus etapas más dulces, la cantante ha sufrido dos duros golpes en las últimas dos semanas. El pasado 15 de agosto, la actriz anunciaba su ruptura con Cody Simpson, de 23, tras diez meses de noviazgo y coincidiendo en el tiempo con la publicación hace un año de su divorcio de Liam Hemsworth.

«Los dos estamos trabajando individualmente en nosotros mismos para poder convertirnos en las personas que realmente queremos ser, como todo el mundo a nuestra edad. Solo estamos decidiendo qué queremos hacer», explicaba la cantante en sus redes sociales.

Además, pedía a sus seguidores que no convirtieran la noticia en un drama puesto que ambos habían acabado la relación en buenos términos y seguirán manteniendo muy buena sintonía. En concreto, la exactriz de Disney dejaba claro, entre bromas, que probablemente les veamos juntos de nuevo la semana que viene comiendo pizzas. «Hemos sido amigos durante diez años y lo vamos a seguir siendo. No hagáis de esto algo que no es», aclaraba.

El 11 de agosto de 2019, a través de un portavoz, la cantante y Liam Hemsworth comunicaban el cese en su matrimonio ocho meses después de su boda. Se trató de una decisión de mutuo acuerdo para centrarse en sus carreras. En diciembre de 2018, Miley y Liam contraían matrimonio después de varios años de relación y una ruptura de por medio.

Desde que se conociera su ruptura, los dardos envenenados entre ambos se convirtieron en habituales. “La mejor parte de los animales es que no se preocupan por los detalles. Viven teniendo en cuenta la regla de oro: ama y sé amado. Nada más”, ampliaba Miley Cyrus, dejando claro que, en relación a sus ex, sus mascotas le habían demostrado ser mejor compañía por el amor que le dan sin pedir nada a cambio. Sin embargo, con el paso del tiempo los ataques subían de tono. Hace unos meses, Miley grababa un directo en Instagram en el que no dudaba en criticar con dureza al que fue su marido. «No es una buena persona», explicaba en referencia a una pregunta que le hacía una de sus seguidoras. Además, dejaba claro que el cantante Cody Simpson «es la única buena persona con la que he salido. El resto es una mierda». «Pensé que era gay ya que todos los hombres me parecían malos hasta que llegó Cody. Así que chicas: no os rindáis. Hay buenos chicos por ahí, solo hay que encontrarlos», proseguía.