Después de tres años a la venta, la actriz ha vendido su casa en Pacific Palisades, California, de 3.000 metros cuadrados.


La actriz estadounidense Reese Witherspoon y su marido, Jim Toth, han vendido por fin la mansión que poseían en Pacific Palisades, California. Ha sido hace unas semanas cuando el matrimonio ha podido deshacerse del que fue su hogar, por el que han recibido algo más de 17 millones de dólares (casi unos 16 millones de euros).

La casa de la protagonista de «Big Little Lies» compró esta casa de 3.000 metros cuadrados, cinco dormitorios y siete cuartos de baño por 12,7 millones de dólares (10,2 millones de libras) en el año 2014. Tras adquirirla invirtieron una gran cifra de dinero en reformarla. Los trabajos incluyeron mejoras en el jardín, donde colocaron setos en la parte frontal para ganar mayor privacidad. También construyeron una cabaña anexa, así como una pequeña casa para los miembros del personal de seguridad, que trabajan a tiempo completo para la estrella de Hollywood y su familia.

Una mansión que ha mostrado en sus redes sociales

Reese, nacida hace 44 años en Nueva Orleans, ha publicado fotografías de su impresionante mansión en numerosas ocasiones. Su cuenta de Instagram recoge un montón de instantáneas en las que tanto ella como sus familiares y amigos posan en las estancias de su impresionante y valiosa casa.

Así, en sus redes sociales ha mostrado detalles de su lujosa cocina azul con encimera de mármol blanca, el espectacular dormitorio con tocador (que más bien parece un camerino) propio de una diva de la Meca del cine… o la enorme piscina, que tiene un spa y está rodeado de césped y varias terrazas.

Posee varias residencias en Estados Unidos

La actriz posee muchas propiedades en su país natal. Una de sus favoritas es una de la que tiene en Nashville, Tennessee, donde se crió y pasó la mayor parte de su infancia. También es propietaria de un rancho en Malibú, cerca de Zuma Beach, que compró en 2019 por 6,25 millones de dólares (unos seis millones de euros). Esta residencia fue el lugar donde contrajo matrimonio con Jim, que trabaja como representante de artistas, en abril de 2011. Asimismo, posee una casa de vacaciones, adonde viaja a menudo con su marido y sus tres hijos: Ava, Deacon, nacidos de su primer matrimonio con Ryan Phillippe, y Tennessee, fruto de su segundo matrimonio con Jim.

La foto más comentada sobre su casa

De las fotos que ha compartido Reese de su casa, una de las más comentadas en las redes sociales ha sido una en la que aparece junto a uno de sus hijos en una habitación decorada íntegramente con detalles náuticos: barcos bordados en los cojines, maquetas de naves en miniatura… La cama a medida, que podría ser la de un camarote de un barco, no pasó desapercibida para los usuarios de las redes sociales.

Al publicar la foto, Reese escribía con humor: «La hora del cuento va muy bien hoy. ¿Cuál es el libro de tus hijos favorito?». Sin embargo, su pequeño, que da volteretas sobre la cama, no parece muy interesado en la lectura.