La madre de la cantante, Lynne Spears, ha roto su silencio y ha opinado sobre el infierno por el que ha pasado su hija.


Cada vez son más los rostros populares que están saliendo a la palestra para pedir la libertad de Britney Spears a raíz de su desgarrador testimonio ante la jueza por el litigio que tiene abierto contra su padre para solicitar el fin de su tutela. Tras el apoyo de Madonna, la madre de la princesa del pop, Lynne Spears, ha roto su silencio y ha opinado sobre el infierno por el que ha pasado la cantante.

Gtres

Lynne Spears ha sido muy clara y ha explicado que la situación en la que se encuentra su hija es muy diferente a la que vivía en 2008, cuando se inició la tutela legal a manos de Jamie Spears. Por ello, la madre de Britney Spears ha solicitado una petición formal a la Corte Superior de los Ángeles para que puedan «escuchar los deseos de su hija».

En concreto, según se pueden leer en unos documentos filtrados a CNN, Lynne Spears indica que la interprete de «Lucky» es capaz de cuidar de sí misma, algo que ha hecho en los últimos años, una época en la que «ha ganado millones de dólares como celebridad internacional«. Con este gesto, la madre de Britney Spears muestra su apoyo hacia la cantante y reconoce que su testimonio ante la jueza fue una clara demostración de valentía. «Fue capaz de mostrar su corazón a la hora de suplicar que fuera escuchada», explica la madre de la artista.

Jamie Lynn Spears, la hermana de la cantante, ha tomado una postura completamente distinta a la de su progenitora y ha mostrado su deseo por estar al margen de la polémica. Una actitud que no ha sido bien vista por sus seguidores y que ha conseguido un sinfín de críticas a raíz de unas bromas de la que fuera protagonista de ‘Zoey 101’ sobre el testimonio de su hermana. La hermana menor de la cantante se ha mantenido en silencio todos estos años porque consideraba que tenía que ser la interprete quien diera explicaciones sobre el litigio: «No era mi lugar y no era lo correcto«.

Una vez que su hermana ha confesado el infierno en el que ha vivido en los últimos años, Jamie Lynn Spears se siente preparada para seguir su ejemplo y hablar con claridad sobre el asunto. «Creo que está muy claro que desde el día en el que nací, solo he amado, adorado y apoyado a mi hermana. Por encima de todo esto, es mi hermana mayor. Quizá no la apoyé como le gustaría al público con una etiqueta en una red social. La he apoyado antes de que esta existiera», comentaba días después del juicio a través de sus redes sociales.

De la misma forma, la que fuera actriz de Nickelodeon confesaba que fue ella quien le recomendó a su hermana que cambiara de abogado años atrás y se mostraba orgullosa por el gran paso que había dado Britney. Sin embargo, días después, Jamie Lynn Spears despertaba todas las críticas de sus seguidores al bromear acerca de que es la única de su familia que no está en la nómina de su hermana y recalcaba que había estado arruinada.

Britney Spears sufre un revés en su litigio judicial

Al igual que ocurrió en España con el testimonio de Rocío Carrasco, las declaraciones de Britney Spears en la Corte provocaban un auténtico aluvión mediático en Hollywood. Sin embargo, y a pesar de que se ha abierto un debate público acerca del asunto, lo cierto es que la cantante ha sufrido un fuerte revés por parte de la Justicia. La jueza ha denegado la petición que presentó para poner fin a la tutela que está en manos de su padre. Así, James Spears seguirá al frente de las finanzas de la artista.

En su comparecencia, la interprete de ‘Toxic’ insistía en pedir cárcel para su padre y su antiguo manager al alegar que le habían hecho la vida imposible en los últimos años. «He mentido a todo el mundo diciendo que estoy bien y soy feliz. Estoy traumatizada. No estoy contenta, no puedo dormir, estoy enfadada y deprimida, lloro todos los días. Solo quiero recuperar mi vida», expresó.