La hermana de Kim ha compartido una imagen en la que aparece luciendo una gorra en la que se aprecia «Vota a Kanye».


La campaña presidencial de Kanye West sigue estando en el ojo del huracán. Hace unas semanas, el rapero anunciaba para sorpresa de todos que se presentaba a las elecciones para ser presidente de Estados Unidos y lo hacía con un mitin en el que no dejaba en muy buen lugar a su mujer, Kim Kardashian. En medio de toda la polémica, y todas las idas y venidas del matrimonio, el cantante ha lanzado su vídeo promocional y su cuñada, Kourtney Kardashian, no ha dudado en mostrarle su apoyo. Algo que ha despertado un sinfín de críticas.

Kourtney Kardashian

A través de sus historias de Instagram, Kourtney Kardashian ha compartido una imagen en la que aparece preparada para ir a votar con una gorra en la que se aprecia «Vota a Kanye». Con este simple gesto, deja así claro que el rapero tiene su total apoyo en su carrera a la presidencia americana.

Sin embargo, aunque se trataba de un simple detalle, este no ha gustado a sus fans que no han dudado en lanzarle varias críticas a la hermanísima. «Podríais ayudar a muchas familias con todo el dinero que os habéis gastado en su campaña«, «Publicar una historia para sus 102 millones de seguidores y alentarles para que voten por Kanye es una de las cosas más irresponsables que he visto», «Que triste es que lo apoyes, un voto para él es un voto para Trump», «Esta familia necesita parar«, «Te voy a dejar de seguir solo por apoyar a Kanye», «Tú tienes hijos, ¿de verdad quieres que crezcan en un mundo liderado por Kanye», son solo algunos de los comentarios que se pueden leer en las diferentes redes sociales.

La polémica campaña de Kanye West

GTRES

Hace un mes, Kanye West sorprendía al mundo y anunciaba en un día muy especial, 4 de julio, su candidatura a la presidencia de Estados Unidos. Poco después, el marido de Kim Kardashian protagonizaba un polémico mítin en el que hacía pública todos sus objetivos de cara a su sueño de vivir en la Casa Blanca. En su discurso político, Kanye West confirmaba que le pidió a Kim Kardashian abortara cuando estaba embarazada de su hija mayor, North West. «Casi maté a mi hija», gritaba entre sollozos. Además de esta fuerte declaración, el cantante dejó claro que estaba a favor de las armas puesto que «disparar pistolas es divertido»

Varios días después, West hizo uso de su cuenta de Twitter para dedicarle varios mensajes a Kim. El interprete de «Wash Us In The Blood» acusó a su mujer y a su suegra de que estaban intentando urdir un plan para secuestrarle e internarle en un hospital psiquiátrico. Aunque lo más fuerte llegó minutos después cuando confirmó los rumores sobre una mala racha dentro del matrimonio. «He intentado divorciarme desde que Kim se reunión con Meek Mill para hablar de reformas judiciales«, aseguraba.

Tras este comportamiento, Kim Kardashian salió a la palestra en defensa de su marido y aseguró que su inusual comportamiento se debía al trastorno de bipolaridad que el cantante sufre desde hace años. «Cualquier que lo tenga o tenga algún ser querido que lo padezca, sabe lo increíblemente complicado y doloroso que es de entender. Nunca he hablado públicamente sobre cómo esto nos ha afectado en nuestra casa porque soy muy protectora con nuestros hijos y el derecho que tiene Kanye a mantener la privacidad cuando se trata de su salud. Pero hoy, siento que debería comentarlo porque fuera del estigma y los conceptos erróneos sobre la salud mental», justificaba la celebrity.

En medio de todo este tiempo, el matrimonio ha intentado arreglar sus problemas y pusieron dinero y tierra de por medio para poder sanar sus heridas. En concreto, ambos, junto a sus hijos, se marcharon a un lujoso camping en Colorado para poder desconectar de sus rutinas diarias y aprovecharse de la naturaleza. Sin embargo, parece que la crisis en el paraíso continúa puesto que ambos hacen vida por separado, aunque recientemente se dejaron ver en una boda de unos amigos en común.