La influencer se ha abierto en canal frente a su madre y ha llegado a confesar que llegó un momento en el que se sentía sola.


El pasado mes de febrero, se oficializaba lo que era un secreto a voces: Kim Kardashian solicitaba el divorcio de Kanye West. Una ruptura que llegaba después de que la influencer y el rapero intentaran hacer lo máximo posible por salvar su matrimonio. Poco a poco, vamos conociendo más detalles sobre la separación gracias a las grandes confesiones de la hija de Kris Jenner en su reality. Así, la exmujer del cantante ha desvelado qué motivó el fin de la relación. 

Gtres

En una conversación con su madre en ‘Keeping Up with the Kardashians’, Kim Kardashian no dudaba en hablar de los motivos por los cuales tomó la decisión de oficializar su divorcio de Kanye West. En concreto, la influencer asegura que llegó un momento en el que se sentía sola, a pesar de que al comienzo de la relación nunca le dio importancia a que su ya exmarido viajara de estado en estado cuando este tomó la decisión de vivir entre California y Wyoming. Siempre pensó que podría seguir su ritmo y acompañarle, junto con sus hijos, hasta donde él estuviera.

Sin embargo, a raíz de su 40 cumpleaños, Kim Kardashian se dio cuenta de que no estaba preparada para esa vida. «No quiero que mi marido viva en un estado completamente diferente al mío. Con esto es cuando nos llevábamos mejor, pero es algo muy triste para mí», comentaba la también estudiante de derecho.

Kim Kardashian se ha dado cuenta de que a pesar de tener una vida de ensueño aún no ha podido disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. «Quiero estar con alguien con quien poder ver nuestro programa favorito, alguien que quiera hacer ejercicio conmigo todos los días», insistía. Además, lamentaba que en todos estos años no haber conseguido a alguien que esté a su lado para disfrutar de la vida. «Siento que he trabajado muy duro para lograr todo lo que me he propuesto. He superado mis expectativas pero no tengo a nadie para compartir mi vida», insistía.

Mientras que Kim Kardashian se abría en canal, su madre no dudaba en mostrarle su apoyo. Kris Jenner insistía en que lo único que quería es que su hija, así como sus nietos, fueran felices. En capítulos anteriores, Kim Kardashian también ha hablado abiertamente sobre su divorcio y ha asegurado que siente en una profunda tristeza al ver cómo sus tres matrimonios han fracasado. «Quiero ser feliz«, sentenciaba.

El divorcio entre Kanye y Kim Kardashian, lleno de altibajos

Gtres

A pesar de que parece que el divorcio entre Kanye y Kim ha quedado en términos amistosos, lo cierto es que hasta llegar a este punto ambos han vivido varios altibajos. En concreto, tal y como se publicó en ‘E! News’, el proceso de separación entre ambos no debería llevar mucho tiempo pues que ambos han puesto todas sus solicitudes sobre la mesa. Sin embargo, parece que es Kanye West quien está llevando peor la situación. Según explicó esta fuente cercana a Kim Kardashian, el artista ha cambiado de número de teléfono para no tener que lidiar con su futura exmujer. «Ella no puede comunicarse con él directamente. Él hablará con sus hijo a través de su equipo legal, quienes serán los encargados de organizar las quedadas», recoge el medio estadounidense.

Sin embargo, a juzgar por la tierna felicitación que le dedicó Kim Kardashian a su exmarido parece que ambos han llegado a un entendimiento por el bien de sus hijos. «Te quiero de por vida«, escribía la influencer junto a una simpática imagen junto al rapero y tres sus hijos, North, Saint y Chicago.