«Soy demasiado vanidosa, he tenido dos hijas y prefiero no estar frente a un grupo de hombres desnuda», ha afirmado.


Keira Knightley puede presumir de tener una trayectoria envidiable en el séptimo arte donde ha hecho casi de todo. Dramas de época, comedia romántica, thrillers psicológicos, ciencia ficción, filmes de aventura… A sus 35 años cuenta, además, con nominaciones a los galardones más prestigiosos del cine, entre ellos, los Oscar, Bafta y Globos de Oro. Ahora nos sorprende con una declaración de intenciones, ha confirmado que no rodará escenas de contenido íntimo si el director es un hombre. 

Gtres

Unas declaraciones que ha realizado durante su intervención en el podcast ‘Chanel Connects’ donde reconocía que en parte tomaba esta decisión por «vanidad», pero también por la «mirada masculina». «Soy demasiado vanidosa, he tenido dos hijas y prefiero no estar frente a un grupo de hombres desnuda», ha afirmado con rotundidad.

Asimismo, explicaba que no es un contenido que le interese y calificaba grabar las escenas sexuales como algo «horrible»: «Estás todo engrasado y todos gruñen. No estoy interesado en hacer eso». No ha cerrado las puertas a hacer escenas íntimas, pero en el caso de acceder a ello, sería bajo la mirada de una mujer directora. «No tengo una prohibición absoluta, pero la tengo con los hombres». Esta sería una de las primeras condiciones que pondría la intérprete británica que es también imagen de Chanel.

Gtres

«Me siento muy incómoda ahora tratando de retratar la mirada masculina. Dicho esto, hay momentos en los que digo: ‘Veo completamente dónde esta escena de sexo sería realmente buena en esta película y básicamente solo necesitas a alguien que luzca sexy’”. Asimismo, la actriz ha indicado algunos supuestos en los que accedería a protagonizar escenas íntimas como en alguna historia que tenga relación con la maternidad. Cabe recordar que ella suele incluir una clausula en sus contratos cinematográficos donde firma que no haya desnudos.

Una orgullosa mamá de dos niñas

Una decisión que Keira Knightley ha hecho pública ahora cuando es madre de dos pequeñas, Edie, de 5 años, y Delilah, de uno, fruto de su matrimonio con el músico británico James Righton con quien se dio el «sí, quiero» en 2013 en el marco de una sencilla boda celebrada en la Provenza francesa. Durante su trayectoria profesional sí que la hemos visto anteriormente protagonizando algunas escenas íntimas como en la película ‘Expiación, más allá de la pasión’, estrenada en 2007.

Gtres

“La mejor escena de sexo que he hecho nunca ha sido la de ‘Expiación’. No fue solo la mejor escena de sexo, también fue la mejor a la hora de rodarla”, afirmó la inglesa durante una entrevista. Explicó que el director Joe Wright había contribuido a ello intentando que ambos protagonistas estuvieran, sobre todo, tranquilos: «James McAvoy y yo nos sentimos muy cómodos y nada expuestos, y me agradó que pudiésemos llevarlo así de bien. Nunca va a ser algo divertido, pero no lo llevamos mal”, afirmó con sinceridad.