Justin Bieber ha decidido vender su mansión de Los Ángeles porque se le había quedado pequeña, pese a sus casi 600 metros cuadrados. Ahora vive en otra mansión, más grande, cara y exclusiva, que perteneció a Madonna. Vea todas las fotos


Justin Bieber ha amasado una increíble fortuna a su corta edad y es que desde que era tan solo un niño se convirtió en todo un fenómeno de masas y eso se traducía en cada vez más ceros en su cuenta corriente. Un cuantioso montante que no tiene aparcado en el banco, sino del cual sigue generando ingresos, al destinarlo a inversiones inmobiliarias que le han resultado ser bastante rentables, como así ha sucedido con la casa que el cantante y su mujer, Hailey Baldwin, poseían en una de las zonas más elitistas de Beverly Hills, Los Ángeles.

Tan solo 18 meses después de que saltase la noticia de que Justin Bieber y su mujer se habían comprado una impresionante mansión en tan exclusiva urbanización de Los Ángeles surgen informaciones que confirman que la pareja ya la ha vendido. La pareja ha conseguido vender su propiedad por la preciosa cifra de 6,5 millones de euros. Un precio bastante bueno para su casa, pese a que en el último momento decidiese rebajar el precio de la misma en 500.000 dólares, que a euros viene a ser algo más de 413.000 euros. Calderilla para una pareja cuyos contratos se cifran en millonarios y que no se levantan de la cama por menos.

Esta impresionante casa que hizo las mieles de Justin Bieber y Hailey Baldwin hace un año y medio para ahora venderla fue construida en su día en 1930. Cuenta con un marcado estilo modernista enmarcada en la influencia ‘farmahouse’ y cuenta con 569 metros cuadrados. Ideal para esos días en los que se discute con el cónyuge y se evita al máximo cruzarse por las estancias de la casa. En concreto, la mansión que enamoró a la pareja y de la que ahora se han deshecho tiene 5 habitaciones, 7 cuartos de baño y todo lujo de detalles. Entre los encantos de estas habitaciones privadas están amplios vestidores que supondrían un sueño para Carrie Bradshaw en ‘Sexo en Nueva York’, pero quizá la que más mimo ha sido decorado es la principal, la que ocuparían presumiblemente Justin Bieber y su mujer, que tiene incluso una chimenea para dormir al calor del fuego. Una chimenea que, por otro lado, está presente también en otras estancias de la vivienda.

La cocina está realizada en exclusiva y a medida por ellos mismos, reinando en ella una isla perfecta para comidas informales y para hacer vida mientras se prepara la cena. También cuenta con su propia vinoteca, uno de los grandes placeres a los que el cantante y la modelo caen rendidos como auténticos expertos en la materia.

Ahora bien, que nadie se preocupe por Justin Bieber y su mujer, dado que no han vendido esta casa para quedarse en la calle desamparados, sino que han elegido otro enclave, aún más grande y exclusivo, en el que formar una familia. Se trata de la mansión que perteneció a Madonna y que, además del lujo que se le presupone, se convierte en todo un objeto de deseo para los fans de la veterana artista, ahora en manos de otro icono de la música. Pero no nos desviemos y echemos un vistazo a la casa que la pareja acaba de vender por 6,5 millones de euros. Vea todas las fotos: