La cantante Janet Jackson niega haber tenido un hijo en secreto con su exmarido James DeBarge. Él dice lo contrario.


Janet Jackson niega los rumores, que llevan ya un tiempo yendo de boca en boca, de que tuvo un hijo en secreto con su exmarido el cantante de R&B James DeBarge en la década de 1980. Y ha aprovechado su nuevo documental Janet para gritar bien alto su verdad.

«Jamás podría separar a un niño de James. ¿Cómo podría alejar a un niño de su padre? Sería incapaz de hacerlo«, contestó la pequeña de la familia Jackson en su documental, que se estrenará el 28 de enero en Lifetime y A&E.

En los años 80, concretamente en 1984, Janet interpretaba a Cleo Hewitt en la cuarta temporada de la serie de NBC Fame. Fue entonces cuando comenzaron los rumores de que podía estar en estado. «Tanto telespectadores como miembros del reparto pensaban que estaba embarazada porque subí de peso y había empezado a tomar pastillas anticonceptivas», explica Janet.

Cambios de peso a lo largo de su vida

Durante sus 55 años, Janet ha vivido numerosas subidas y bajadas de peso relacionadas con el estrés y la ansiedad que le provocaban una vida frenética al frente de las cámaras y sobre los escenarios. En varias entrevistas la cantante ha argumentado que este era el precio a pagar por tener una vida mediática y una familia famosa.

«Cuando yo empecé a tomar pastillas anticonceptivas, estas podían provocar que subieras de peso, y eso es lo que me pasó a mí. Entonces la gente pensó que estaba embarazada«, recuerda la autora de «Control».

Debbie Allen, compañera de reparto de Janet en Fame, echa la vista atrás hacia esos años 80 y vuelve a vivir la sorpresa que vivió en aquel momento. «Los rumores volaban«, empieza diciendo Allen. «¿Dónde estaba el bebé? Nadie lo vio. Ella estuvo allí con nosotros todos los días», termina de desmentir así el rumor de un posible embarazo de la cantante.

Toda la familia involucrada

Janet asegura que los rumores, al principio, le daban bastante igual. Pero empezaron a molestarle cuando vio que también les afectaban a su familia. «Primero decían que mi sobrina Brandi era mi hija y que se la di a mi hermano Jackie para que la criara. Y luego, como Stevanna, la hija de mi hermano Randy, se parecía tanto a mí, empezaron a decir que era mía», recuerda con dolor Janet.

Discrepancias entre los exs

¿Y qué dice James DeBarge, el exmarido, de todo esto? Bien, pues a lo largo de los años, el cantante (de ahora 58 años) no ha dudado en afirmar en más de una ocasión que, efectivamente, él y su exesposa tuvieron un hijo.

«Yo estaba bajo la impresión de que no había ningún bebé, y quería creer que no era cierto, pero lo es«, le dijo DeBarge a su hija Kristinia en la serie de televisión de 2016 de WE Growing up hip hop.

Lo que ocurrió en aquella época

En 1984, una joven Janet Jackson, que había comenzado a despuntar en el mundo musical, se fugó con James DeBarge, cuando tenían 18 y 21 años, respectivamente. Viendo el éxito que estaba cosechando con sus canciones, Jackson buscaba independizarse de su padre Joe, que en más de una ocasión ha descrito como «excesivamente controlador».

Aunque al principio la pareja aparecía en los medios difundiendo su amor, la pasión les duró tan solo un año, pues pidieron la anulación matrimonial en noviembre de 1985, cuando Janet descubrió que el que era su marido había estado consumiendo drogas a escondidas, sin tener siquiera el valor de decírselo. «Fui demasiado inocente», dice Janet con los ojos inundados de lágrimas, arrepintiéndose claramente de haber vivido aquella situación.

Eissa, la única hija de Janet

Varias décadas más tarde de aquella tormenta mediática, Janet Jackson tuvo su primera hija con el empresario Wissam Al Mana. La pequeña Eissa, que acaba de cumplir cinco años, nació en enero de 2017, y tan solo tres meses después la pareja puso fin a su relación.

Gtres

Pertenecer a una familia tan famosa como los Jackson es nada fácil. Así lo ha descrito más de una vez Janet, que a pesar de haber desarrollado una brillante carrera como artista, no ha podido evitar verse salpicada por los rumores, las acusaciones y las controversias, tanto las suyas propias como las de su hermano Michael, con quien tenía una relación un poco inestable. Toda su vida será repasada en su documental Janet.