No es habitual que las estrellas de la música latina hablen abiertamente de asuntos relacionados con las libertades sexuales. Si hace unos días Jennifer Lopez sorprendía al presentar a su hija Emme como persona no binaria, ahora ha sido Gloria Estefan la que ha hablado abiertamente de la sexualidad de su hija Emily en el que es su primer posado juntas en la edición mexicana de la revista ‘Vogue’. «En las dos es evidente la herencia cubana y el abrazo a la cultura latina. La artista cubana y su hija posan por primera vez juntas para la portada de Vogue México y Latinoamérica en una edición que celebra la diversidad de identidades», anuncian desde la publicación. En ella, ambas «se revelan como amigas y cómplices con vivencias por compartir y con un fiel interés por visibilizar las necesidades de la comunidad LGBTQ+ en América Latina«. Asimismo, invitan a «mirarnos con menos prejuicios».

Gloria Estefan Emily Estefan 2
Vogue México

«Ser una mujer empoderada es hacer lo que quieras, sabiendo dónde está el balance. Emily es un ser humano increíblemente especial, es espiritual y sensata, es humilde y capaz de unir personas y generaciones… Y, por qué no, también lo tiene todo para ser un icono de moda», asegura la intérprete y compositora de éxitos como ‘Mi tierra’, ‘Oye mi canto’ o ‘Conga’. En esta primera portada juntas no ha ahondado en la salida del armario de Emily, quien lleva tiempo sin esconder su identidad sexual.

Gloria Estefan pidió a su hija que no hablara de su condición sexual para no hacer daño a su abuela

Fue hace dos años cuando la joven, que sigue los pasos de sus padres en la música, reveló que su madre le pidió que no hablara públicamente de su sexualidad para no hacer daño a su abuela y matriarca del clan, fallecida en 2017 a los 88 años. Durante el show Red Table Talk: The Estefan, Emily dijo que se sintió “herida” cuando la artista le hizo esta petición: “Yo estaba como, ‘Oye, estoy enamorada de esta chica’” y “lo primero que dijiste tú fue: ‘Si se lo dices a tu abuela y ella muere, su sangre estará en tus manos’”. Más tarde, la estrella, casada con Emilio Estefan, compartió que se sintió “arrepentida” al decirle a su hija que ocultara su homosexualidad a su madre.

Singer Gloria Estefan and daughter Emily Estefan attending the Library of Congress Gershwin Prize on Wednesday, March 13, 2019, in Washington.
GTRES

Emily Estefan, formada en el prestigioso Berklee College of Music de Boston, mantiene desde hace más de cuatro años una relación sentimental con Gemeny Hernández. Salió del armario públicamente en 2017 cuando compartió una foto con su pareja en las redes sociales. «Siempre fui muy tímida y no quería que pasara conmigo como con mi mamá, que tenía los ojos y los flashes encima a toda hora. Me escondía en ropa rara para que no me miraran ni me elogiaran. Para mí, en el escenario, si tocaba con mi banda, una t-shirt era lo que bastaba», revela en su entrevista en la edición latinoamericana de ‘Vogue’.

Emily Estefan, cantante, compositora, actriz e icono de la moda

«Cuando conocí a mi novia, ella me dijo que en el escenario soy otra persona, diferente de la persona cotidiana. Ella, que es estilista, me enseñó a entender y amar la moda. Así aprendí a realizarme en la persona pública y mirarla desde afuera, disfrutándola. Amo a las Drag Queens, cómo se transforman… al final todas somos drags cuando nos vestimos en la mañana y ya nos transformamos en algo diferente a lo que salió de la cama», asegura. Emily ha debutado como actriz en la película Father of the Bride, junto a Andy García. «Con mi novia tengo un podcast: In Our Own World. Estamos vivas, voy a seguir trabajando y estoy llena de optimismo. ¡Eso es lo que importa!».

Singer Gloria Estefan and daughter Emily Marie Estefan at Festival People en Espanol 2013, on Saturday, August 31, 2013  in San Antonio, Texas.
GTRES

Sin duda alguna, su mayor talento es la música, por mucho que se empeñara en su infancia en soñar con otras profesiones. «Yo quería ser médico, quería ser la primera chef de Benihana mujer… No quería cantar, así que empecé con la percusión, tocando batería», reconoce en su encuentro con la citada publicación. «Me enamoré de la música y supe que era mi destino. No canté hasta los 18 años. Me tomó un tiempo convencerme que iba a terminar en el arte y la música’.