La multimillonaria y su marido, Carter Reum, han comenzado ya una luna de miel que han calificado como su «gira mundial». Su primera parada ha sido en la Polinesia Francesa.


Tras celebrar su boda por todo lo alto con Carter Reum, -en la que lució tres vestidos de novia- Paris Hilton y su recién estrenado marido han dado inicio a lo que la millonaria ha denominado su «gira mundial». O lo que es lo mismo: su luna de miel. La primera parada de este viajazo que promete llevarlos a distintos rincones del mundo ha comenzado en la paradisiacas costas del Pacífico Sur. 

«Estoy muy emocionada de comenzar mi aventura de luna de miel con mi esposo en uno de mis lugares favoritos: ¡Bora Bora!«, dice la estadounidense en sus redes sociales. Como no podía ser de otra manera, ella y su pareja se han hospedado en el Conrad Bora Bora Nui Resort. Un resort que cuenta con «una ubicación exclusiva en una cala privada de Motu To’opua y tiene vistas extensas al océano y una playa de arena blanca», según reza una conocida plataforma de reservas hoteleras.

Un viaje en un resort de lujo en la Polinesia Francesa

El complejo, en el que es posible dormir desde 871 euros la noche por pareja, «ofrece villas de lujo que flotan en las aguas color turquesa de la laguna o enclavadas en la ladera tropical. En este establecimiento hay piscina infinita, spa con servicio de tratamientos y 4 restaurantes», describe la web del hotel. En su caso, es probable que no haya optado por la habitación más económica -la de casi 900 euros y con vistas al jardín- sino una de las opciones más lujosas… que para eso es una mujer con recursos.

Y es que las villas más exclusivas, situadas directamente sobre el agua y con vistas panorámicas del mar y con piscina privada, entre otras ventajas, cuestan un poco más. En estos casos, los importes por pernoctar en sus estancias de ensueño superan los 2.000 euros, llegando a tener precios de 2.862 € la noche para dos personas por una villa de 121 metros cuadrados.

«Gracias @Hilton @ConradHotels @ConradBoraBoraNui por ayudarme a celebrar con estilo», señala la rica heredera, quien ha anunciado que documentará todas las fotografías de su viaje «alrededor del mundo para que todos lo vean y acompañen». Incluso ha grabado material audiovisual de sus primeras horas como mujer casada. Un reportaje que emitirá por episodios y cuya primera entrega, titulada «My Dream Honeymoon», ya se puede ver en su canal de YouTube.

 

A sus 40 años, la Dj más extravagante de cuantas se recuerdan en el panorama musical ha protagonizado una boda por todo lo alto en los que lucía tres diseños de alta costura: dos de Oscar de La Renta y el otro de Ghalia Lav. Durante la ceremonia, la hermana de la novia, Nicky Hilton, ejercía como dama de honor junto a sus primas Farrah Aldjufrie y Brooke Wiederhorn, así como la hermana del novio, Halle Reum.

En los minutos de hacer el paseíllo hasta el altar, la socialité caminó deslumbrante hacia su pareja mientras sonaba una canción de Elvis Presley: Can’t Help Falling in Love. «Le dije que no podía llorar, porque entonces me ponía a llorar y arruinaba mi rímel antes de caminar. Por supuesto, él lloró, pero creo que yo comencé a llorar primero», ha afirmado Paris Hilton, feliz de haber celebrado una boda al más puro estilo de cuento de hadas: «Supe que había encontrado a mi verdadero amor».

Instagram

Los mejores momentos de la boda y la postboda de Paris Hilton formarán parte de la nueva docuserie de la estrella, que lleva por nombre ‘Paris in Love’ y se puede ver en la plataforma Peacock. La pareja se comprometió el pasado 17 de febrero después de dos años de idilio, fue entonces cuando el empresario sorprendió a su chica con un espectacular anillo de diamantes inspirada en el Grand Palais de París.