El cuerpo sin vida de Naya Rivera ha sido encontrado en el Lago Piru. La investigación desvela que pudo sacar fuerzas en el último instante para salvar a su hijo antes de morir ahogada, porque no tenía las suficientes para que pudieran salvarse los dos


Días muy tristes en Hollywood, donde se acumulan las malas noticias y las despedidas a personas con las que hemos aprendido a crecer amándolas. Este lunes amanecíamos con la muerte de la esposa de John Travolta a consecuencia de un cáncer. También la muerte del nieto de Elvis Presley, Benjamin Keough, que se habría suicidado a los 27 años. Ahora, la tragedia vuelve a copar titulares y es que la afamada actriz Naya Rivera, popular por su papel de Santana en la serie musical ‘Glee’, ya ha sido encontrada. Sin embargo, no ha habido suerte y lo que se ha rescatado del lago Piru ha sido su cuerpo sin vida, tras ahogarse mientras navegaba junto a su hijo, quien presenció toda la escena y pieza clave a la hora de esclarecer lo que ha sucedido.

La más triste casualidad ha hecho que ‘Glee’ viva el 13 de julio como uno de sus días más negros. Este mismo día, siete años antes, se confirmaba la muerte por sobredosis de su protagonista, Cory Monteith. Ahora, siete años después, se confirma la muerte de Naya Rivera a los 33 años, después de cinco largos días desplegando un ingente dispositivo policial para localizarla. Ahora, la investigación ya no se centra en localizarla, sino en esclarecer qué ha sucedido para reconstruir las agónicas últimas horas de Naya Rivera con vida.

Naya Rivera se disponía a disfrutar de una divertida jornada de agua junto a su hijo Josie Dorsey en el Lago Piru de Los Ángeles. Se encontraban en una canoa cuando decidieron refrescarse en el agua con un chapuzón. Tan solo el pequeño de 4 años ha sobrevivido. Tras comprobar que el cadáver de Naya Rivera no presentaba lesiones o indicios de “un acto criminal o suicidio”, el sheriff del condado ha desvelado a la prensa que “la actriz debió haber reunido suficiente energía para llevar a su hijo de vuelta a la canoa, pero no lo suficiente para salvarse”.

Con tan solo cuatro años, el hijo de Naya Rivera no solo ha perdido a su madre, sino que se ha enfrentado a las constantes preguntas de las autoridades para saber qué ha pasado. Tal y como desvelan ahora que parece que se ha esclarecido que todo se ha debido a un trágico accidente, se ha podido conocer el testimonio del menor. “El pequeño describió que fue ayudado por Naya Rivera ara subir al bote, que lo empujó desde atrás hasta la cubierta”, más tarde, “el niño les dijo a los investigadores que miró atrás y la vio desaparecer en el agua”.

La despedida de la familia y amigos no ha podido ser más emotiva. Nada más conocer el fatal desenlace y tras perder la esperanza de encontrar a Naya Rivera con vida, su familia y amigos han acudido a la orilla del Lago Piru para despedirse de ella. Allí estaban también muchos de sus compañeros del elenco de ‘Glee’ con los que compartió los años dorados de su carrera profesional. Todos ellos se fundieron en un abrazo, así como se cogieron de las manos para guardar silencio por el eterno descanso de la hermosa actriz. Ahora, las redes sociales se inundan de mensajes de apoyo a la familia, de recuerdo de amigos suyos destacando su talento, independencia y determinación de cumplir sus sueños. La tristeza regresa a Hollywood y se amplía la maldición que persigue al elenco de ‘Glee’, tras la muerte ya de tres de sus grandes protagonistas en trágicas circunstancias.